“Represento un nuevo liderazgo y quiero poner mi capacidad de gestión al servicio de las comunidades”

Publicado el at 9:34 pm
1572 0

Tomás Hoffmann es cientista político y candidato a diputado de la UDI por el Distrito 6

ACTUALIDAD.– Si bien la centroderecha presentará varias caras conocidas para la próxima elección parlamentaria, incluyendo a los candidatos que van por la reelección, también existen nuevos liderazgos propuestos para el Distrito 6.

Y uno de ellos es el de Tomás Hoffmann Opazo, cientista político de profesión y que, a sus 27 años, ya tiene bagaje político como concejal de la comuna de Conchalí.

Además es casado, tiene dos hijos y es hermano de la diputada por el Distrito 7 María José Hoffmann. En conversación con “El Observador”, Hoffmann se presentó ante el público de la provincia y planteó su forma de ver y vivir la política.

– ¿Qué lo motivó a ser candidato a diputado?

“Creo que los chilenos están buscando cambios sociales profundos que tienen que hacerse ahora. La política exige renovación y creo que puedo representar un nuevo liderazgo para la Quinta Cordillera. Me he preparado muchos años y vengo a escuchar las necesidades de las personas y a trabajar con sentido de urgencia en sus prioridades, a dar solución y respuesta a sus preocupaciones”.

– ¿Cuál es su relación con la zona que abarca el Distrito 6?

“Tengo un fuerte compromiso con la Quinta Cordillera porque cuando nací mis papás vivían en Quillota, crecí en la región y sé de primera fuente cuales son problemas del distrito y de las comunidades. Vengo a trabajar y gestionar soluciones a necesidades tan relevantes para las personas como la sequía, la conectividad, entre otras”. 

– ¿Por qué no fue por el cupo que dejó su hermana en el Distrito 7 en esta misma región?

“Estoy muy orgulloso del liderazgo de la ‘Pepa’ en la Quinta Costa, no por nada siempre ganó con la primera mayoría. Sin duda, era el camino más fácil, pero creo que la política no solo necesita nuevos liderazgos, sino que también que ellos surjan por sí solos, conectados con sus comunidades. Eso es lo importante y es mi compromiso. Ser un nuevo liderazgo para la región”.

¿Cuál es su mirada de la política actual a nivel local y nacional?

“Cuando fui parte del programa Jóvenes al Servicio de Chile, de la Fundación Jaime Guzmán, tuve la oportunidad de conocer más en profundidad la realidad de las regiones y ahí me di cuenta que el centralismo no sólo se da con Santiago, sino que dentro de las propias regiones y eso genera cierto abandono. Es el caso de nosotros versus Valparaíso y por eso el cambio tiene que ser ahora. La política cambió y todos sabemos cuándo fue. Lo que pasó con el estallido caló muy hondo en todas las comunidades, tiene que ver con ese abandono y, muchas veces, la capacidad de luchar contra ese abandono está mal gestionada”.

– ¿Cuál es su sello como actor político?

“La Quinta Cordillera necesita un nuevo liderazgo y quiero ser parte de eso, caracterizándome por la gestión. Nos hemos llenado de políticos que denuncian los problemas pero que no han sido capaces de darles solución. Hoy la diferencia la marca la capacidad de gestionar esos problemas. De trabajarlos y avanzar en sus soluciones. Hay que salir de una vez por todas de la política de denuncia y pasar a la política de las soluciones”.

– Considerando el desencanto de la comunidad con la política y las próximas elecciones, ¿prefiere el voto voluntario o el voto obligatorio?

“Voto voluntario. Creo en la libertad y creo que la responsabilidad también es muy importante, pero la responsabilidad tiene que nacer desde la libertad”. 

– ¿Cómo va a enfocar su trabajo como candidato por el Distrito 6?

“No creo ser parte de la generación de políticos que se las saben todas. Mientras más aprendo, más me convenzo de que los reales cambios sociales que estamos buscando se generan con la capacidad de escuchar y con la humildad de entender y de ponerse en el lugar del otro. La falta de empatía, de creer que uno lo sabe todo, por mucho que hayas estudiado o que hayas investigado, es lo que les ha pasado la cuenta a los políticos. Lo importante es entender que los problemas sociales no sólo tienen una dimensión técnica, tienen una dimensión humana muy profunda, y vengo a poner mi capacidad de gestionar al servicio de la escucha activa”.

Comentarios