El Soldado y la comunidad hacen monitoreo participativo para medir la calidad del agua

Publicado el at 22/01/2021
1341 0

 

El objetivo es tener información clara sobre los eventuales impactos en varios puntos, acompañados por vecinos de Los Caleos, Nuestra Señora del Carmen de Collahue y Macal Rural

Ocho vecinos de El Melón, integrantes del APR Los Caleos, constataron en terreno la toma de muestras realizada por equipos técnicos, lo cual permitirá determinar la calidad del agua para consumo. Esta iniciativa nació a partir de la solicitud de la comunidad, a fin de conocer la calidad del recurso hídrico que consumen en sus hogares.

Y si bien es una acción que se enmarca en la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto “Continuidad Operativa Tranque de Relaves El Torito”, El Soldado incluyó cinco puntos de monitoreo adicionales. Y para asegurar imparcialidad en el proceso se estableció una mesa de trabajo con representantes del APR y las Juntas de Vecinos de Los Caleos, Nuestra Señora del Carmen de Collahue y Macal Rural.

La elección de quienes tomarán las muestras la realizan los representantes de la comunidad, desde un listado de laboratorios certificados por la ETFA (Entidades Técnicas de Fiscalización Ambiental). Con esa entidad podrán realizar el monitoreo como contraparte de la comunidad, mientras que El Soldado realizó su monitoreo con el laboratorio SGS.

De acuerdo al protocolo acordado entre la minera y los representantes de la comunidad, los dos laboratorios realizarán el muestreo de agua cada tres meses y de forma simultánea, en base a metodologías establecidas y certificadas, con el objetivo de asegurar una mínima variación entre los resultados obtenidos.

 

En cada salida, se realiza un muestreo de la empresa y otro de la comunidad, con laboratorios especializados. En terreno, también participan vecinos de cada sector.

 

Diego Sierpe, jefe de Desarrollo Social y Comunidades de El Soldado, señaló que “hacer un monitoreo participativo nos ayuda a construir confianza y legitimidad para mejorar el diálogo. Y si hay algo que reparar y mejorar, colaboramos y nos hacemos responsables aplicando medidas a la mayor brevedad”.

Juanita Navarrete, presidenta del APR Los Caleos, explicó que “siempre hemos estado preocupados por la calidad del agua. Es bueno que ellos participen y sepan lo que se está haciendo, y a nosotros como dirigentes nos produce mayor tranquilidad que la información esté disponible para todos”.

Bélgica Vargas, presidenta de la Junta de Vecinos Nuestra Sra. del Carmen de Collahue, sostuvo que existe un gran interés de los vecinos por llevar registros permanentes de la calidad del agua, lo que habla bien de las ganas por participar.

En caso de que existan parámetros que se encuentren fuera de la norma, El Soldado cuenta con un plan para asegurar la calidad del agua para consumo humano. En este sentido, se ha reforzado el sistema de captación de agua industrial en la base del Tranque El Torito, permitiendo la recirculación al proceso y disminuyendo la migración de los sulfatos.

 

Técnicos de laboratorios especializados han tomado muestras en Los Caleos y otros sectores del distrito de El Melón.

 

Por otro lado, desde la operación minera señalaron que, como en monitoreos pasados se han detectado concentraciones de sulfatos levemente más altos que lo que define la norma, se ha estado inyectando agua de calidad al APR y al dren Los Caleos (este último destinado a agua de riego) para disminuir las concentraciones de sulfatos para que se ciñan a la norma, entre otras acciones.

Paralelamente, se está trabajando en la implementación de una Planta de Osmosis que tratará el agua del APR Los Caleos, la cual se espera que esté en funcionamiento para mediados de este año. Finalmente, para reestablecer la calidad del agua subterránea, construyen una barrera hidráulica que considera un sistema de pozos de inyección ubicados aguas abajo del tranque de relaves.

De acuerdo al protocolo establecido junto a la comunidad, los certificados serán entregados directamente al Secretario Técnico de la Mesa, en un plazo de 30 días desde la toma de muestra, pudiendo existir situaciones excepcionales producto de la pandemia.

Desde El Soldado, señalan a El Observador” que se encuentran revisando permanentemente los procesos y las acciones asociadas, con el objetivo de identificar el mayor número de oportunidades que permitan introducir mejoras tanto en la calidad como en la disponibilidad de agua para consumo de la comunidad.

Comentarios