¿Llegará al 70% la abstención en las próximas elecciones?

En menos de siete meses tendremos un nuevo Presidente de Chile

Publicado el at 1:13 pm
753 0

Roberto Silva Bijit

Este ha sido un tiempo de elecciones, y por lo tanto, de muchos cambios. En menos de siete meses, la noche del domingo 21 de noviembre de 2021, tendremos un nuevo Presidente de Chile. Todo el tema Piñera habrá acabado y un hombre que insistió en repetirse el plato de la presidencia se irá para su casa, mucho más viejo, desgastado y maltratado, como jamás nunca se imaginó. Todo el oro del mundo (así como en la salud) no alcanza para estar bien cuando estás mal. Mal y podrido de atacado, injuriado, manoseado por todo el mundo, ofendido por los de derecha y por los de izquierda. Con razón Arturo Alessandri llamaba a La Moneda “la casa donde tanto se sufre”. Adentro se suicidó Allende asediado por las Fuerzas Armadas. Adentro han escrito buena parte de la historia de Chile gobiernos de todos los colores y tendencias.

Pero eso no es todo. En 15 días más vamos a ir a votar en una elección que durará dos días, (en los que probablemente habrá feriado obligatorio) y en la que nos entregarán hasta cinco votos. Le repito: cinco votos de diferentes colores para que Usted decida.

¿Sabe qué tiene que decidir?

Lo más fácil será votar por los alcaldes y concejales porque ya sabemos lo que hacen y lo importante que son para las ciudades en que vivimos. En verdad, si alguna vez entendiéramos a Chile como se lo merece, los municipios debieran ser la base del desarrollo del país, el área desde donde surgen los proyectos de desarrollo hacia el poder central, y no al revés como es ahora. Algún día no muy lejano, los alcaldes y los concejales podrán decidir los destinos de su comuna sin que tantas organizaciones los interfieran, tendrán los recursos asignados para hacerlo y podrán darnos una mejor calidad de vida.

Ya es un poco más complicado entender que también votaremos por nuevo tipo de intendente, que ahora se llamará Gobernador Regional, un nuevo cargo destinado a derrotar el agobiante centralismo, a defender las provincias y las comunas, a administrar nuevos y renovados recursos económicos, a refundar las regiones para devolverles autonomía y grandeza. No más agachar la cabeza con Santiago y sus miles de kilómetros de líneas de metro construidas con los impuestos de los que vivimos en provincia. Por fin que nos devuelvan la dignidad a los que vivimos en provincia, repartiendo mejor el presupuesto nacional, que ahora está secuestrado por Santiago, ese guatón infinitamente insatisfecho y muy injusto.

Entender que vamos a ir a votar por un constituyente es todavía más complicado. Como se recordará, en octubre recién pasado, el 80 por ciento de los chilenos votamos que queríamos una nueva Constitución y el mismo 80% votó que los políticos no fueran constituyentes. Bueno, en 15 días más votaremos por puros políticos, que aparecen como independientes pero que representan a los partidos. Ellos van a escribir (nunca jamás pasó algo así en Chilito) la nueva Constitución, la ley madre que regirá al país por los próximos 50 años. Las expectativas son infinitas, lo que conseguiremos será más pequeño y esperemos que sea lo suficientemente representativo de todos los chilenos, no solamente del grupo de los que logren sacar más constituyentes en la elección que viene.

El quinto voto es aún más complicado. Votan los que se sientan indígenas de algunas de las etnias que viven en el territorio nacional. Si usted no siente que tiene ancestros indígenas no debe pedir ese quinto voto.

En el caso que en la elección de Gobernadores Regionales no surja una mayoría, tendremos segunda vuelta para definirlo. El domingo 4 de julio serán las Primarias Presidenciales, donde se define el candidato de cada bloque y desde donde puede definirse el nuevo Presidente de las República. Ojo con esa votación.

El 21 de noviembre, en menos de siete meses más, iremos a las urnas para elegir al nuevo Presidente de Chile, a los senadores, diputados y consejeros regionales, con lo cual volvemos a dar vuelta otra página de nuestra historia republicana. La segunda vuelta presidencial será el domingo 19 de diciembre, cinco días antes de Navidad (¡manso regalito!). Y en junio o julio del 2022, (fecha incierta todavía) y después de un año de trabajo, votaremos para aprobar o rechazar la nueva Constitución que hayan escrito los constituyentes que elegiremos en quince días más.

Consejo de chileno: vaya por favor a votar a todas las elecciones para que no tengamos “representantes” con el 1%. Gracias.

Comentarios