El general, la viuda y el Presidente

Publicado el at 7:42 am
566 0
Por Roberto Silva Bijit
Fundador Diario “El Observador”

Estamos totalmente de acuerdo con el “¡Ya basta!” del general Yáñez. No puede seguir en Chile el trato que les están dando a los carabineros. Los meten presos por disparar, les discuten actuaciones en defensa propia, los obligan a arriesgar su vida, y después, cuando los asesinan, se enojan porque un general pide mayores garantías.

En los funerales del mártir 1.231 de la institución, el General Director de Carabineros de Chile, Ricardo Yáñez, fue categórico: “Ya basta que tengamos que lamentar situaciones como la de Alex (refiriéndose al cabo Alex Salazar, que murió asesinado en un atropello intencional durante un operativo policial). Aquí yo hago una invitación a todos los parlamentarios, por todas las indicaciones, por todos los proyectos de ley que se han mandado al Congreso para que, de una vez por todas, esta ley salga a la luz, donde el rayado de cancha esté claro, donde los carabineros no tengan que dudar, donde los carabineros no tengan miedo a tener que enfrentar la delincuencia y hacer uso de todos los elementos que la ley les entrega. Hay consensos en que las herramientas que tenemos hoy día no son suficientes y tenemos que fortalecer las capacidades para trabajar con energía y fuerza contra la delincuencia. Ya basta, ya basta, si queremos tener un país seguro, vivir en paz, entreguemos las condiciones y herramientas para que Carabineros salga a trabajar con tranquilidad y tenga la certeza de que lo que va a hacer no va a ser cuestionado por el Ministerio Público, ni por las autoridades, ni por nadie, que sepa que está cumpliendo con la ley”.

Más claro imposible. Lo llamaron de La Moneda, pero lo que le dijeron es que harán lo que dijo: apurarán las leyes sobre seguridad que están en el Congreso.

El Presidente Boric, aunque aseguró que la PDI y Carabineros contaban “con todo nuestro respaldo”, fue rechazado por la familia del mártir de Carabineros, que le pidió que no asistiera al funeral. Le fue mal porque el país vive una inseguridad creciente y sin control. En todas las encuestas es la principal preocupación de la población.

Peor le fue al Presidente con la viuda del carabinero, Marly Victoriano Ñancucheo, que le dijo clarito que “se ponga los pantalones en temas de seguridad y haga la pega como tiene que hacerla. Él no está de Presidente para ser la marioneta del resto. Hoy día el gobierno les ha dado más garantías a los delincuentes que a los carabineros. Tienen que esperar que les disparen para poder defenderse. Carabineros no tiene herramientas para defenderse, herramientas legales me refiero. Ellos están desamparados. No confío en el gobierno porque ellos son los mismos que avalaban la violencia. No me sirven sus condolencias”.

La viuda habló con dolor, pero con conocimiento del tema. Muchas veces conversó con su marido de los riesgos de su trabajo y de la falta de compromiso del gobierno para sacar adelante las leyes necesarias para proteger el actuar de Carabineros. Por eso en sus declaraciones a la prensa fue al tema de fondo: la falta de leyes para darle autonomía a las acciones de la policía. Y les dijo a los periodistas: hoy esto es noticia, pero mañana se olvidarán y seguirán con otros temas.

Lo cierto es que la viuda y el general fueron muy claros en sus demandas: ella desde la pérdida irreparable de su marido y él desde la compleja realidad de su institución. El Presidente volvió a quedar descolocado en el tema que más importa a los ciudadanos.

 

Imagen Redes Sociales

Comentarios