RCP y Maniobra de Heimlich: la importancia de actuar a tiempo

Publicado el at 19/01/2023
248 0

Ambas técnicas bien ejecutadas puede salvar vidas en caso de emergencia

TENDENCIAS.- Saber de primeros auxilios debería ser un ítem obligado a conocer por todos. La importancia de esto radica en que conocer técnicas de reanimación en caso de ver que alguien está sufriendo un paro cardiaco puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.

Según lo que señala la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile en su sitio con fecha 20 de mayo de 2019 se publicó en el Diario Oficial la ley Nº 21.156 que “establece la obligación de disponer de desfibriladores externos automáticos portátiles en los establecimientos y recintos que indica”.

Dicha Ley obliga a recintos disponer de desfibriladores externos automáticos portátiles, por ende debe existir personal capacitado en maniobras de reanimación cardiopulmonar y uso de los artefactos destinados para ello.

Técnica de Masaje Cardiaco-RCP

De acuerdo a lo explicado por Daniela Torres, enfermera del SAMU Quintero, lo primero que debe hacerse en caso de ver que una persona pueda estar sufriendo un paro cardiorrespiratorio es comprobar si está consiente. Para ello debe moverse a la persona y hablarle para comprobar si respira.

Si la persona no responde y no respira, debemos aplicar maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP).

La secuencia de RCP en adultos es la siguiente:

  1. Tender a la persona sobre su espalda mirando hacia arriba en una superficie dura.
  2. Ponerse de rodillas al costado de la persona, a la altura de su cuello.
  3. Ubicar la base de la mano al centro del pecho. Poner la otra mano sobre la que está en el pecho y estirar los codos.
  4. Con los hombros encima de las manos, presionar con firmeza el pecho entre 5 y 6 centímetros hacia abajo. Usar el peso del propio cuerpo.
  5. Hacer 30 compresiones torácicas a una frecuencia de 100 a 120 por minuto.
  6. Luego, comenzar la ventilación: abrir las vías respiratorias inclinando la cabeza de la persona hacia atrás y levantando su mentón.
  7. Apretar las fosas nasales y cubrir su boca con la propia dando una respiración de un segundo. Si el pecho se eleva dar otra respiración. Si no, volver a abrir las vías respiratorias y repetir.
  8. Reiniciar el ciclo de 30 compresiones y dos respiraciones hasta que sea necesario.

Revisa el video preparado por SAMU Base Quintero aquí:


La Maniobra de Heimlich

Otra técnica no muy conocida, pero que también puede salvar una vida es la Maniobra de Heimlich.

Especialistas del Hospital del Trabajador (ACHS)  explican que “cuando una persona se atraganta con un objeto o trozo de comida, comienza a toser y la acción natural es llevarse las manos al cuello”. En ese caso, rápidamente hay que seguir las siguientes indicaciones:

1.- Ubicarse detrás de la persona y abrazarla con una de las manos empuñadas.

2.- Buscar la zona justo en medio de las costillas y cubrir la mano empuñada con la otra mano.

3.- Hacer presión hacia adentro y hacia arriba con fuerza varias veces, hasta que el elemento sea expulsado.

4.- En el caso de niños mayores de un año, el movimiento debe ser el mismo pero con un poco menos de fuerza para evitar daños en las costillas.

Comentarios