¿Por quién votar?

Publicado el at 21/11/2021
1805 0

Por Roberto Silva Bijit
Fundador de “El Observador” 


 

Mirado desde la perspectiva de la democracia, lejos el número más importante que nos entregarán el domingo será la cantidad de chilenos a los que no les importa Chile, la cantidad de ciudadanos que no tienen interés en ejercer sus derechos cívicos, la cantidad de personas que están dispuestas a que los demás decidan por ellos, que los demás les nombren al Presidente de la República, que los otros les fijen el gobierno que tendrá la nación.

Un número crucial para entender por qué estamos como estamos, un número para pensar no solo en el voto obligatorio, sino en el retorno de las clases de historia de Chile y educación cívica, para los que están comenzando a ser chilenos, para que aprendan de una vez por todas que debemos tener responsabilidad ciudadana para vivir en un país mejor.

El domingo sabremos muchas cosas.

Si los votantes están por la extrema izquierda o la extrema derecha, si están por la centro izquierda o la centro derecha. Sabremos la cantidad de “Parisi-ones” (creo que la palabra no existe, pero se entiende) que tenemos en el país y que son capaces de votar por un tipo que fue incapaz (o no pudo) ingresar al país que absurdamente aspira gobernar, (Servel dijo que hacen reembolso de $ 1.200 por voto. ¡En una de esas paga la pensión de alimentos que les debe a sus hijos!).

Llegó la hora de la verdad.

En menos de cien horas tendremos resultados finales y sabremos quiénes van a segunda vuelta (imposible que alguno de los candidatos obtenga el 51%); quienes compondrán la nueva Cámara de Diputados y quienes terminarán de conformar el Senado.

Incertidumbre. Es la palabra más escrita y hablada. Futuro incierto, desconfianza, temores. Todo eso nos habla de una compleja gobernabilidad, ya que para alcanzar una marcha equilibrada del país se requiere que todos los sectores políticos se pongan de acuerdo y en este panorama no vemos cómo se pueda lograr eso, ya que la polarización se sigue apoderando de nuestra sociedad.

Presidente nuevo, Congreso nuevo y Asamblea Constituyente, todo junto como en un cóctel. Si todas esas fuerzas logran una armonía estaremos muy bien, pero si cada una funciona para su lado, el país vivirá momentos complejos.

¿Por quién votar?

El alcalde Luis Mella lo dijo de frente: por Provoste. Lo dijo porque ella es del centro político y asegura que le da confianza para un buen gobierno, en estos tiempos extremos. Las encuestas le dan una opción para la segunda vuelta. Y mucha gente pensará igual que el Dr. Mella.

Muchos han dicho que votarán por Kast, porque habla claro y firme, porque podrá enderezar al país, poner orden, hacer cumplir el estado de derecho, hacer cumplir la ley. Se contentan que tenga mano dura. Las encuestan lo dan como ganador.

Cada vez le suben más los bonos a Sichel, que tuvo una bajada hace unas semanas y que hoy ha vuelto a retomar su camino independiente de centro que tanto le gusta a un sector del país. Reformar, no refundar. Las encuestas también lo dejan como una opción para segunda vuelta.

Boric no solo cuenta con los jóvenes, sino con mucha gente que quiere cambios más profundos, que está de acuerdo con grandes reformas al sistema neoliberal y a la Constitución. Refundar, no reformar. Las encuestas lo dan segundo, pero también como primero, aunque ha tenido mucho desgaste.

Y eso sería, porque los otros tres de la papeleta van a lograr unos buenos porcentajes, pero finalmente no están en la recta final.

No se olvide: supere por un día su enojo con los políticos y el domingo vaya a votar. Quedarse en la casita es faltarle el respeto a Chile.

 

Comentarios