[VIDEOS] ¡Carabineros disolvió a la fuerza la marcha en Quillota antes del toque de queda!

Publicado el at 24/10/2019
3764 0

Familias completas caminaban por la Avenida Condell antes de las 6 de la tarde, cuando comenzaron a lanzar bombas lacrimógenas

QUILLOTA.- “Un compañerito de mi hija sigue llorando, dice que le duele la garganta”, comenta Jenny a Observador.cl. Son las 19:07 horas y ella, junto a cientos de familias, habían participado de la marcha que caminaba por Avenida Condell, hacia al centro de Quillota, hoy miércoles.

“Todo estaba súper tranquilo y cuando pasamos a la altura del Tottus, habían unos diez cabros chicos, que le gritaron cosas a los carabineros y lanzaron alguna cosa, pero nada terrible, porque la marcha iba muy alegre, con niños chicos, familias enteras“, comenta esta mamá, quien cuenta que de pronto todo cambió.

“Eran las 17:35. O sea, aún no empezaba el toque de queda y tiraron bombas lacrimógenas“, relata, contando que el piquete de Carabineros empezó a disolver la marcha sin razón suficiente.

“Quedó la escoba, todos arrancamos. Ahí fue cuando el compañerito de mi hija empezó a respirar todo eso y ya va más de una hora y sigue llorando. Tiene sólo cuatro años”, describe.

Es más. Jenny dice que fue testigo de cuando un grupo de jóvenes, que no era el que estaba enfrentando a Carabineros, huyó y una vecina los dejó entrar a su casa.

Iban corriendo asustados, entraron a la casa y los carabineros entraron cara de palo a la casa y los sacaron de adentro y se los llevaron en un furgón“, describe.

Cabe señalar que, en el momento en que se disolvió la marcha a la fuerza, no se registraban saqueos o actos vandálicos en el centro comercial que se encuentra en medio de la Avenida Condell.

“MI HIJA TUVO QUE ARRANCAR POR LA VÍA DEL TREN”

Priscila Monardes Rojas es madre de una joven de 17 años, que estaba en medio de la marcha. “Yo le tengo permitido participar en las marchas en el horario en que está permitido”, comenta.  Vive en la Villa Coopreval y, cuando la columna de personas pasara por el sector, se iría a su casa. Pero metros antes empezaron a caer las bombas lacrimógenas.

“Ella tuvo que correr y casi se la llevan. Y no estaba haciendo nada. Sólo mirando. Corrió por la línea del tren. ¡Imagina lo peligroso que es eso! Yo vi incluso cómo se llevaban a varios en un furgón, incluso a un papá con un niño pequeño“, relató la madre, sorprendida por lo sucedido.

Cabe recordar, que varias las personas que, tras su detención, han sido presentadas al Tribunal de Garantía de Quillota, han salido en libertad, luego de que sus aprehensiones fueran decretadas como ilegales, al no responder a todas las formalidades.

 

 

 

Comentarios