A los 98 años falleció “palomita” de la ex Estación de Trenes de La Calera

Publicado el at 5:31 pm
315 0
A los 98 años falleció "palomita" de la ex Estación de Trenes de La Calera

También fue madre y abuelita de los ex jugadores de Unión La Calera Carlos Pérez Carvajal y Joao Ortiz.

LA CALERA.- Desde los campos de San Lorenzo, en Cabildo, llegó Rosa Ester Carvajal. Su madre, Dominga, era la “enfermera” del poblado. Nació en 1926 -aunque pudo ser unos años antes- y por allá vivió una alegre infancia. A los 14 años partió a Valparaíso a buscar un futuro, aunque lo encontró en La Calera, ya que fue parte de la comunidad de “palomitas” que vendían dulces y sándwiches en la ex Estación de Trenes.

Carlos Pérez Carvajal, su hijo y ex jugador de Unión La Calera, recrea -en parte- la historia de su madre: “La recuerdo, siendo yo un niño, vestida muy correctamente. Con mis hermanos nos quedábamos en una cabina donde guardaba los dulces, las tortas, todo lo que vendía. Seguramente, allí debe haber conocido a mi padre, José Manuel Pérez Fuentes”.

Él era ferroviario y trabajaba -con traje, gorrita y un carro- como portaequipajes en la ex Estación de Trenes. Carlos Pérez agrega que vivieron en calle Josefina -donde ahora está el Hogar de Ancianos- y, hace ya varias décadas, la familia se cambió al pasaje Cali de la población Campos de Deportes. Allí, ambos padres criaron a Juan Manuel, Enrique, José Miguel, Carlos Alfonso y Teresa Angélica.

Rosa Ester Carvajal, una de las integrantes de la comunidad de “palomitas” de la ex Estación de La Calera, falleció a los 98 años.
Rosa Ester Carvajal, una de las integrantes de la comunidad de “palomitas” de la ex Estación de La Calera, falleció a los 98 años.

Las palomitas eran una comunidad

Carlos Pérez dice que su madre siempre se acordaba de las “palomitas” Etelvina, Anita, Panchita, Lucy y Rosa, entre varias más. “Era una comunidad, donde todas se apoyaban. No había competencia y la relación entre ellas y otras personas que trabajaban en la estación era muy buena”, cuenta.

VER TAMBIÉN: [FOTOS] Así es la renovada galería de murales en La Calera

Rosa Ester Carvajal siempre mantuvo una familia unida. También tuvo una muy buena salud y un buen sentido de la alegría. Sus problemas partieron cuando un joven, hace unos tres o cuatro años, la atropelló cuando había salido a la plaza. “El chofer huyó y mi madre quedó con un golpe en la cabeza que la mantuvo hospitalizada. Desde ese entonces, comenzó el declive de su salud y se apagó un poco”, cuenta el ex futbolista calerano.

Su hija Teresa Angélica -lo que destaca enormemente Carlos Pérez- se dedicó a cuidarla hasta el momento de su partida. Fue a las seis de la mañana del viernes 5 de abril. Estuvieron con ella la mayoría de sus familiares, que son una comunidad muy grande. Su nieto, Joao Ortiz Pérez -que está jugando en Perú-, no alcanzó a venir, pese a intentarlo.

Fue velada en la casa de calle Cali y sepultada en el Cementerio Parque de Nogales.

Comentarios