Ahora son bandas santiaguinas las que asaltan en nuestra zona

Publicado el at 26/07/2022
600 0
Por Roberto Silva Bijit
Fundador Diario “El Observador”

La inseguridad crece. Los delitos aumentan y se ponen cada vez más violentos. Pareciera que nadie puede controlar a la delincuencia.

Lo que pasó el jueves en Limache es desproporcionado no solo para los que vivimos en esta zona, sino también para las policías, que vieron con asombro que la forma y los métodos usados por las bandas de delincuentes santiaguinos, se habían trasladado a la tranquila vida de provincia.

Un grupo cercano a las quince personas, que se movilizaban en cinco autos, ejecutan en minutos un asalto que fue planificado por meses. Atacan un local que da a la calle y que tiene a la vista dos cajeros automáticos, en un centro comercial de Limache Viejo.

En forma simultánea bloquean los dos principales caminos de salida del punto que están atacando, con la quema de cuatro autos y lanzando “miguelitos” en la vía pública para impedir el ingreso de vehículos policiales. En los mismos momentos hacen estallar dos balones de gas que actúan como bombas para reventar los cajeros, sin lograrlo. Con oxicorte intentan abrir un espacio en los cuerpos quemados de los cajeros automáticos para sacar los billetes, pero tampoco lo logran. La “misión” tiene un tiempo determinado, por lo tanto, abandonan la escena con la cola entre las piernas y se van hacia Villa Alemana por el único camino que no habían bloqueado. Carabineros, en una rápida maniobra, consigue iniciar una persecución, pero entre la niebla y el terreno perfectamente estudiado por los asaltantes, los delincuentes terminan escapando de la policía. Es posible que la mayoría de ellos se hayan quedado “encaletados” (fondeados en una casa de otros delincuentes de la zona) en alguna de las ciudades de la zona donde fue el infructuoso ataque.

El auto en que escaparon fue abandonado durante la todavía oscura madrugada. Los cinco vehículos eran robados. Todo fue muy rápido. No se llevaron nada y solo dejaron destrucción.

Se trata del mismo modo operandi de las bandas santiaguinas que asaltan grandes bodegas, que son centrales de abastecimiento. Hace poco la televisión mostró un reportaje de tres multimillonarios robos a la misma bodega de la empresa de reparto “Mercado Libre” en menos de un año. Hicieron lo mismo que en Limache: cinco autos, todo rápido y simultáneo, autos quemados en las vías de acceso y “miguelitos” en la ruta. Son los mismos con los mismos métodos. Es más, como vieron que las condiciones del lugar eran las mismas, no dudaron en repetir la operación.

¿Por qué las bandas santiaguinas llegan a la zona? ¿Por qué en Quillota y en Quilpué caen cabecillas de la peligrosa banda Tren de Aragua?

La respuesta es una sola: aprovechan la falta de seguridad, la escasa cantidad de policías y el poco equipamiento del que disponen.

Si las condiciones no cambian, seguiremos sufriendo los ataques de las bandas nacionales e internacionales, que nos ven como ciudades donde pueden actuar con mayor libertad.

 

 

Imagen www.freepik.es

Comentarios