Destacados estudiantes recibieron la “Beca Continuidad de Estudios UVM”

Publicado el at 02/11/2022
355 0

Es entregada por la Fundación Educación y Cultura junto a la empresa Inversiones Alsacia S. A. 

MIRADA UNIVERSITARIA.- En las dependencias de la Universidad Viña del Mar, (UVM), se llevó a cabo la ceremonia de entrega de la “Beca Continuidad de Estudios UVM”, beneficio impulsado por la Fundación Educación y Cultura y la empresa Inversiones Alsacia S. A. Dicha iniciativa busca apoyar a estudiantes destacados que por motivos económicos no han podido continuar con sus estudios.

Entendiendo que la educación es el principal motor de la movilidad social, la Fundación Educación y Cultura, en conjunto con la UVM crearon una campaña de donaciones que ha permitido ir en apoyo de aquellos estudiantes que se vieron obligados a paralizar su formación académica y su crecimiento profesional.

En este sentido, el rector UVM, Carlos Isaac Pályi, precisó que “ésta es la primera vez que se hace entrega de esta beca en la universidad y beneficia a dos estudiantes que han demostrado mérito académico, pero que también destacan los valores que ellos representan de la universidad, hay gente que está muy motivadas por estudiar, que son muy colaborativos con sus compañeros, son personas que no pasan indiferentes por la universidad, por lo tanto ellos se merecían tener este apoyo, porque sabemos del sacrificio que tienen que hacer las familias para financiar los estudios universitarios. Agradecemos a la familia Reitz y a la Fundación Educación y Cultura, porque han podido coincidir en esta iniciativa y ambas partes poder aportar para que estos estudiantes puedan finalizar sus estudios».

Bárbara Díaz, becada de Ingeniería Comercial y Juan Antonio Guzmán, miembro del directorio UVM

 

Isaac comentó que, «sabemos que la situación económica en el país se ha deteriorado y muchas de las familias de nuestros estudiantes no han estado ajenas a esas dificultades y está, por ser una universidad privada, muchas veces nuestros estudiantes no tienen el apoyo del Estado y finalmente, muchas de las becas que hoy día se dan para los estudiantes, están pensadas para los que vienen recién saliendo de la enseñanza media y que sacan cierto puntaje en la prueba, y para una buena parte de los estudiantes no existe apoyo del Estado, por lo tanto esto es un ejemplo donde el mundo privado está apoyando a estudiantes que por sus sacrificios han hecho los méritos para terminar sus estudios y finalmente, ser un aporte para la sociedad. Y esa es la forma en que nosotros tenemos que desenvolvernos, a veces es una inequidad del sistema universitario chileno, que los privados finalmente tienen que aportar para que esto pueda funcionar mejor».

La familia Reitz, a través de Inversiones Alsacia S.A. escuchó el llamado de la UVM, destacando que al igual que la universidad son una empresa regional que apuesta por el desarrollo de sus comunas. “La beca es en representación de nuestra familia que siempre ha estado cercana a ir en apoyo de instituciones que fortalezcan a la comunidad y dar una beca a alumnos que están a punto de terminar, pero no cuentan con los recursos, para nosotros resulta muy importante”, dijo Eduardo Reitz, representante de Alsacia S.A. y socio director de Rhona, agregando además que “ ésta es la primera vez que otorgamos la beca en UVM, pero siempre hemos tenido mucha cercanía con la institución y de todas maneras a futuro podrían existir alternativas similares, por ello estamos atentos a apoyarlos”.

Eduardo Reitz, de empresa Inversiones Alsacia S.A.

Asimismo, Juan Antonio Guzmán, director de la Fundación Educación y Cultura y miembro del Directorio UVM, explicó que en esta iniciativa “se conjugan, dos cosas, primero la Fundación Educación y Cultura, de la cual soy integrante, y donde la preocupación apunta a qué sucede con los estudiantes que por razones económicas deben paralizar sus estudios y ahí el llamado está a reincorporarlos para que terminen sus estudios superiores; y por otra parte quisimos hacer esta dupla con los empresarios, ya que educación y emprendimiento siempre deben estar muy relacionados y unidos, por tanto agradecemos a la familia Reitz por aportar esta beca y esperamos poder dar continuidad a este beneficio a futuro para apoyar a nuevos estudiantes”.

Motivados alumnos son los beneficiados

Uno de los estudiantes beneficiados es Eduardo Salinas Catrileo, de la carrera de Arquitectura (quinto año), quien durante su permanencia en la universidad ha demostrado una enorme motivación y mucha perseverancia, destacándose por ser una persona tranquila, receptiva y respetuosa, con una gran disponibilidad al trabajo colaborativo que encarna los valores del sello UVM. Actualmente se encuentra cursando el Taller Europa 2, donde se ha demostrado su gran capacidad de diseño arquitectónico y enfoque urbano situado en problemáticas sociales que lo ha llevado a proponer el diseño de un centro comunitario que beneficiará a familias de Forestal Alto, Viña del Mar.

Al recibir el beneficio, Salinas comentó que “esta beca llegó del cielo, porque de verdad que este semestre se iba a dificultar demasiado porque tenía problemas económicos, debido a la pandemia mi papá ha tenido pocas oportunidades de trabajo y mi mamá trabaja en cosas artesanales, entonces no me daba el presupuesto para poder estudiar y terminar como corresponde. Pedí una solicitud a ver si la universidad me podía ayudar, así que estoy muy agradecido con esto que pasó, no me lo esperaba. Esta beca aparte de ayudar motiva a seguir estudiando y a hacer las cosas mejor, esto es muy bueno para los alumnos, hay muchas personas que son muy buenas, pero por temas económicos no pueden salir adelante».

Fernando Reitz de empresa Inversiones Alsacia S.A. junto a becado de la carrera de Arquitectura UVM, Eduardo Salinas

La segunda becada es Bárbara Díaz Rojas, estudiante de Ingeniería Comercial, quien ingresa el año 2021 al programa de Ingeniería Comercial, semi presencial jornada vespertina, destacándose inmediatamente por su rendimiento académico. Además, se reconoce en ella, su alto grado de participación en clases y en las tutorías de las asignaturas, compromiso y apoyo a sus compañeros y demostrando preocupación por sus estudios.

“El contexto actual está muy complicado y por eso para mí esta beca, como se dice coloquialmente, me cayó como anillo en el dedo, me siento afortunada, privilegiada, muy contenta y con ganas de seguir adelante, de seguir desarrollándome y de seguir aprendiendo con más ganas”, explicó Bárbara Díaz agregando que “estaba trabajando y me di cuenta que ya no me estaba alcanzando el dinero, entonces hablé con la asistente social de la universidad y ella me solicitó documentos, pero se veía difícil, pensé que la mejor opción era congelar, pedí el retiro del trimestre y un día estaba trabajando y me llaman de la universidad y me dicen Bárbara quieres volver a estudiar y yo dije sí claro que quiero y ahí me cuentan que tengo una beca que me gané por las notas, donde la universidad me paga el 45% y la fundación el otro 45%,  yo quedé impactada, sorprendida, fue un regalo, como una retribución a mi esfuerzo y hoy estoy feliz de esta oportunidad y muy emocionada”.

 

 

Comentarios