El único trapecista chileno que trabaja hace 15 años en el Cirque Du Soleil

Publicado el at 8:58 pm
584 0

Fernando Ventura Gonsales (38), es tercera generación de la familia que fundó el circo Las Aguilas Humanas, y en su espectacular carrera, recibió hasta una medalla de oro de la princesa de Mónaco por su presentación. Hoy vive en Las Vegas, Estados Unidos, en donde cuenta su historia de éxito y trabajo.

Fue en medio de las luces, aplausos, música y las risas del público que llenaba cada espectáculo del circo Las Águilas Humanas, que Fernando Ventura Gonsales -“su apellido es con dos s”-, con apenas siete años debutó como payaso. Su familia heredera del patriarca Enrique Venturino Soto, ya era la tercera generación de nietos y hermanos, que desde sus inicios revolucionaron la manera de realizar presentaciones en Chile, algunas cada vez más arriesgadas y que le dieron fama a su familia desde 1940 en adelante.

Al principio, Fernando, se entusiasmó con la idea de hacer reír al público cuando corría el año 1993, pero la necesidad de ir superándose y asimilar la vida circense lo desafió a iniciarse en el trapecio. Tras años de esfuerzo logró salir al extranjero, con presentaciones en Argentina, Perú, México, Japón y que hoy lo tienen viviendo en la ciudad de las Las Vegas, Estados Unidos, dado que es el único trapecista chileno que forma parte del staff oficial, hace 15 años del afamado Cirque Du Solei, el cual cuenta con al menos cinco espectáculos en los distintos casinos de dicha localidad.

“Toda nuestra escuela es de nuestros padres y abuelos. Mi primer profesor fue mi papá, hasta  que él falleció cuando tenía 15 años. De ahí comenzamos a entrenar junto a mis primos. Comencé como payaso y luego como trapecista. Los circenses tenemos que hacer distintas cosas para poder mejorar las condiciones económicas. Así que hice de todo, repartir volantes y un sinfín de cosas para mejorar el salario”, recordó Fernando, sobre sus inicios.

De joven y gracias a su amor por el trapecio, este patrimonio cultural chileno, tuvo la posibilidad de conocer nuestro país, de norte a sur. “De hecho recuerdo que fuimos el primer circo que llegamos a Punta Arenas con una carpa gigante, dado las condiciones extremas del clima que hay en esa zona”, sostuvo el artista.

Internacionalización de su carrera

Lo que vino después en su carrera fue un antes y un después, tras un año de trabajar en México en donde trabajó junto con otros trapecistas en el circo de Los Hermanos Fuentes Gasca, por el año 2007. “Fuimos invitados al séptimo festival del Circo de México y salimos en tercer lugar. Para nosotros, que era nuestro primer evento oficial junto con mis primos, fue algo muy bueno. Allí nos vio un representante del Cirque de Soleil, nos dio su tarjeta y nos invitó a trabajar con ellos”.

Al poco tiempo, Fernando contó que tres meses después vinieron los representantes artísticos del Cirque a verlos en persona, para apreciar en directo su show. “Nos entregaron la oferta de un show que se iba a realizar en Japón el año 2008, en donde estuvimos cuatro años. Lamentablemente, nos tocó vivir el terremoto con maremoto allá, y el Cirque nos lleva en un avión a Macao para ponernos a salvo. Luego, nos ofrecieron venirnos a Las Vegas, Estados Unidos y en un mes cumplo 15 años trabajando con ellos”, explicó el trapecista, que más de alguna vez sufrió un accidente de trabajo y coqueteó con la muerte.

Actualmente, Fernando se presenta en un casino que realiza hace 29 años el mismo espectáculo. “Somos 12 trapecistas en escena. Con mi primo somos los dos únicos chilenos en trabajar en el Cirque du Soleil, pero ahora soy el único, en la actualidad”. confesó.

Otro de sus hitos más importantes fue el año 2016, cuando la princesa de Mónaco, presenció su espectáculo en el festival de esa ciudad, el más prestigioso en el mundo del circo a nivel mundial, y le entregó una medalla de oro. “Ese reconocimiento lo entregó la propia princesa Estefanía de Mónaco, porque fue el show que más le gustó, lo cual fue todo un orgullo”, concluyó el artista.

De igual forma, destacó que la invitación a ese certamen fue porque estaba realizando un triple salto mortal, “dándole la espalda al trapecista que me iba a agarrar. Hasta el día de hoy, nadie más ha logrado ese salto. Gracias eso fui premiado en Argentina también, por ese logro”.

Comentarios