Mujer trans recibió brutal golpiza en el Parque Aconcagua de Quillota

Publicado el at 16/12/2021
12653 0

Sujeto usó aplicación de citas gay para engañarla y pedirle que se juntaran en el lugar, donde le dio golpes que la dejaron con fracturas y heridas en su cabeza, nariz y rostro

Cuatro días internada por las graves lesiones que sufrió, debió pasar una mujer trans de 41 años, quien fue víctima de una brutal agresión, en el parque Aconcagua de Quillota. Todo habría sido parte de un perverso plan para atacarla, ejecutado por un hombre que se valió de una aplicación de citas para contactarla.

Según los antecedentes reunidos por Observador.cl, la situación se produjo a plena luz del día, cuando la trabajadora de una empresa que presta servicios de aseo al Hospital de Quillota, se puso de acuerdo para reunirse con un sujeto, con quien tomó contacto a través de la aplicación de citas “Grindr”, que se autodefine como “una red geosocial y una aplicación de citas en línea destinada a hombres gays y bisexuales que permite localizar y comunicarse con otros iguales”.

Por ello, con toda confianza llegó cerca de las 9 de la mañana a las afueras del parque Aconcagua, por ser un lugar ubicado muy cerca del barrio en que ella vive.

Según quedó registrado en el sistema de cámaras de televigilancia, la quillotana trans se reunió con un hombre, con quien ingresó al parque, llegando hasta la zona baja, que se ubica cerca de las canchas del sector El Peumo. En ese lugar, se dio cuenta que las intenciones de su cita no eran románticas, sino un plan para agredirla. Así lo afirma una declaración emitida hoy por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

La vocera del Movilh, Daniela Andrade, detalló que, según los antecedentes reunidos por la organización, “la víctima fue engañada, pues solo fue citada ahí para ser atacada y robada”.

En efecto, según datos reunidos por Observador.cl, el sujeto la golpeó en diferentes partes del cuerpo, especialmente en el rostro, además de robarle el teléfono celular, los documentos personales y dinero, luego de lo cual arrancó hacia las poblaciones que se encuentran frente al parque municipal, donde se perdió su pista.

“Al darse vuelta, recibió un golpe de un objeto contundente en su cabeza, perdiendo al instante la conciencia. Fue una situación muy dramática, que mantiene a la víctima en shock emocional, Toda nuestra solidaridad con ella y su familia”, explicó la vocera del Movilh.

Los guardias del recinto vieron lo sucedido, por lo que llamaron inmediatamente desde su base municipal, pidiendo apoyo al SAMU. En el lugar, se pudo ver que la víctima se desempeña en el Hospital San Martín, como trabajadora de una empresa de aseo.

“Debido a la agresión, resultó con fractura del hueso temporal, fractura de nariz y diversos hematomas en su cabeza y rostro”, afirma la vocera de la organización.

La gravedad de las lesiones obligaron su traslado al mismo recinto de salud donde se desempeña, pero había recibido fuertes golpes en su cabeza con un elemento contundente, situación que obligó su traslado hasta el Hospital Van Buren de Valparaíso, donde -de acuerdo a la información del Movilh- se mantuvo internada por cuatro días.

Además de la denuncia que fue interpuesta en la Cuarta Comisaría de Carabineros de Quillota, el Movilh señaló que puso los antecedentes a disposición de la Subsecretaría de Prevención del Delito, señalando que se trata de una situación que se repite, pues existen personas que están usando los contactos vía Internet para agredir a mujeres trans.

Los guardias del parque vieron lo sucedido y pidieron ayuda del SAMU, donde se dieron cuenta que era una conocida trabajadora de una empresa que prestar servicios al Hospital de Quillota

 

CIFRAS PREOCUPANTES Y DESPROTECCIÓN

Consultada ayer por casos de este tipo, explicó que la experiencia muestra que en lugares donde hay una “despatologización” de lo que significa ser trans, las personas se atreven más a salir del armario para expresar su identidad de género.

“Cuando existe tanta transfobia, como puede ser en este ataque, las personas por sobrevivencia muchas veces no ‘salen del armario’ y por eso puede existir la falsa creencia que hay pocos casos”, detalló.

Las mujeres trans sufren más transfobia que los hombres trans porque el ‘passing’ (el cambio de apariencia para adaptarse al estereotipo de cómo es el cuerpo de un hombre o una mujer) es más complejo, sobre todo cuando el tránsito se hace más tarde. En Colombia, el promedio de vida de las mujeres trans es de 27 años. En muchos de nuestros países ser mujer trans es un acto heroico, porque la transfobia las hace ser una población más vulnerable”, explicó

“Por eso, por un tema de sobrevivencia, muchas personas trans pueden no atreverse nunca a iniciar un proceso de transición. Cuando las leyes son más favorables a que estas personas no sean cuestionadas y se les acompañe de manera serena en su proceso, se atreven a manifestar quienes realmente son y finalmente salen del armario. En Madrid, Cataluña y Canarias eso es lo que está pasando, por ejempo, y es lo que se esperaría en Chile”, comentó.

Comentarios