Pichicuy: entre las mejores olas para surfear en Chile según los expertos

Publicado el at 04/08/2022
617 0
Ola gigante, conocida como "La Marmola" en Pichicuy
Observador.cl entrevistó a Diego Medina, uno de los más importantes surfistas de Chile de las últimas décadas. Para él, Pichicuy cuenta con olas amigables para principiantes pero lo que la hace destacar, son las olas constantes de gran altura que para el deportista, son de categoría mundial.

LA LIGUA.- A la espera de la realización del “Big Wave Internacional Lobos por Siempre”, certamen de Pichilemu donde competirán 28 de los surfistas más destacados del mundo en la modalidad de olas grandes, tres exponentes del surf nacional elaboraron un ranking con las playas más destacadas del mar criollo para surfear una ola grande.

Los surfistas chilenos Ramón Navarro, Diego Medina y Cristian Merello, prefirieron de forma unánime a Pichilemu, en la bahía Punta de Lobos. Otros de los lugares predilectos por los expertos son Arica, Iquique, las olas sureñas y Pichicuy, caleta que pertenece a la comuna de La Ligua, en la Región de Valparaíso.

Pichicuy, localidad de La Ligua
Fotografía de la caleta de Pichicuy, tomada en 2021. Difundida por la Municipalidad de La Ligua.

Si se buscan olas grandes, en época invernal Pichicuy es una excelente opción. “Es una ola que sale en invierno, con marejadas y temporales, y con mucha fuerza”, describe Diego Medina. Ramón Navarro coincide: “Tiene olitas bien lindas en la época invernal. Es la variante cuando hay vientos y tormentas del norte”.

¿Por que Pichicuy es una de las mejores playas para el surf?

Observador.cl conversó con Diego Medina, uno de los más destacados surfistas de nuestro país, para profundizar sobre las bondades de la costa de Pichicuy para la práctica del surf.

El deportista hizo historia en 2006 cuando tenía sólo 24 años y surfeó la ola más grande del mundo en ese momento, de ocho metros de altura en Punta de Lobos, Pichilemu. Él, que es oriundo de la caleta de Horcón, ha dedicado gran parte de su vida a este deporte extremo.

“Pichicuy tiene una ola muy buena, yo he surfeado mucho esa ola. Es muy constante, que se denomina ‘beach wave’, es una ola de playa que tiene muy buenos tubos. Es de fondo de arena”, señala Diego Medina.

Surfista Diego Medina
Surfista Diego Medina.

En la terminología del surf, de acuerdo con Medina, “los tubos ocurren cuando la ola se pone redonda y tú puedes entrar dentro de un cilindro, y ahí avanzar y después salir”.

“Ésa es como la máxima adrenalina y para campeonatos, un tubo perfecto en que tú entras y desapareces, y vuelves a salir, puedes obtener el máximo puntaje haciendo un buen tubo”, detalla.

Medina surfeó por primera vez en Pichicuy cerca del año 2000. La considera una playa excelente para practicar, por lo que constantemente vuelve a ella. “Voy siempre en invierno, cuando hay marejadas, para correr olas grandes”, detalla. Las olas grandes son mucho más constantes en la temporada invernal, cuando hay viento norte y le pega muy bien a la ola.

Diego Medina surfeando en Pichicuy.
Diego Medina surfeando en Pichicuy. Fotografía: Martín García de la Huerta.

Pichicuy y su ola de calidad mundial

Sobre otros atributos de Pichicuy, Diego Medina dice que “es una ola que te sirve cuando eres chico para aprender y también con un poco más de ola y de marejada, es una ola que se pone de calidad mundial, ya que hay tubos muy buenos, y tiene la ventaja que al ser una ola de playa, se puede surfear para los dos lados, puedes surfear olas izquierdas y derechas. También tiene muy buenas conexiones para hacer buenas maniobras”.

“La verdad es que creo que es una de las mejores olas de Chile, es una ola súper constante, muy buena para entrenar, para subir el nivel y también tiene olas ‘outer reef’, que son bajos, que están más en altamar, que con marejadas, rompen olas gigantes y ahí tú puedes surfear olas con tablas más largas y puedes optar correr olas de hasta 10 metros o más. Entonces creo que la bahía de Pichicuy es muy buena para la práctica del surf, es una rompiente a nivel mundial creo, ya que tiene muy buenas condiciones, tiene olas de todo tipo en poco espacio“, comenta Diego Medina.

Recomendaciones para quienes empiezan en el surf

De acuerdo al experimentado surfista, para aprender este deporte en Pichicuy, el mejor lugar para empezar es cerca de la caleta y la bahía, en la parte más protegida, donde las olas son más pequeñas.

Si te abres adonde es más expuesto, ahí con marejadas las olas se ponen mucho más grandes y ahí ya puedes practicar profesionalmente“, dice.

Caleta de Pichicuy en La Ligua

Para aprender en la Región de Valparaíso, Diego Medina recomienda la desembocadura en Concón; Ventanas; Maitencillo y Ritoque.

“Siempre hay que hacerlo con mucho respeto y cuidado. Es importante ver el reporte de cómo van a estar las olas. Si hay marejadas el mar va a estar muy grande, entonces informarse y partir de a poco, ir acompañado y tomar todas las medidas de seguridad”, señala.

“Es un deporte muy lindo, muy sano, en Chile tenemos una costa muy larga y tenemos la suerte de tener un Océano Pacífico muy constante, siempre podemos encontrar una playa con olas para poder practicar este deporte. Es un deporte libre y es gratis”, dice Diego Medina.

VER TAMBIÉN: Escuelas de buceo ayudarán a repoblar algas marinas en Los Molles y Pichicuy

Amenaza para las playas: el desarrollo inmobiliario desregulado

Chile tiene una geografía privilegiada que favorece la creación de rompientes, que son las olas que viajan por el océano y al interactuar con el fondo marino, rompen cerca de la costa. Sin embargo, sus estadios naturales están en serio peligro.

“Se han visto amenazados por el fuerte desarrollo inmobiliario desregulado, por la infraestructura pública y privada inadecuada emplazada en zona de rompientes, y por la contaminación de aguas y el desecho de residuos, generados por la industria y el turismo masificado”, explica Manuela Barros, abogada coordinadora del Proyecto de Ley de Rompientes.

Este proyecto está siendo tramitado en la Comisión de Medio Ambiente del Senado y busca proteger los oleajes a través de su inscripción en un registro.

Ramón Navarro en Punta de Lobos, fotografía de Rodrigo Farías.
Ramón Navarro surfeando en Pichilemu. Fotografía: Rodrigo Farías.

“Alguna estructura de cemento que afecte los movimientos de arena, puede hacer desaparecer una ola. Ya pasó en el sur de Chile, que se supone que no iba a afectar tanto, pero la ola ya no es lo mismo. Las olas de calidad no son tantas y son un atractivo turístico muy importante para la comunidad. Atrae deportistas y turistas de todo el mundo“, dice el surfista Diego Medina.

“Es importante respetar el lugar donde pasa el viento, con la arena que trae el viento se embanca la playa y hace estas olas perfectas”, asegura Medina.

Las amenazas no sólo implican la afectación de rompientes, sino también una agonía de la esencia y de las raíces de nuestra cultura costera“, dice Manuela Barros, coordinadora del proyecto de ley.

 

CRÉDITOS DE IMAGEN DESTACADA: “Pichicuy amigos“. Surfista nacional Ramón Navarro en la ola conocida como “La Marmola”, una ola gigante que aparece cada cierto tiempo en la localidad.

Comentarios