Senado de la República aprueba que una persona pueda plantar en su casa diez matas de marihuana

Publicado el at 7:45 am
488 0
Por Roberto Silva Bijit
Fundador Diario “El Observador”

Cuesta convencerse que un numeroso grupo de parlamentarios sean tan pro marihuana, cuando Chile tiene la más alta tasa del mundo de consumo de la hierba entre escolares. Para graficarlo: uno de cada tres estudiantes de primero medio y uno de cada seis de octavo básico fuman marihuana.

En este entorno, los parlamentarios están impulsando una política pública referida a plantaciones en las casas, a consumo despenalizado, al relativo uso medicinal, pero por sobre todo, han generado una sensación equívoca, gravemente equívoca, porque a diferencia del consumo del tabaco, donde sí nos advierten que nos mata, que produce cáncer, que es muy dañino para nuestra salud, en el caso de la marihuana se la quiere hacer pasar como un producto vegetal, recreativo y hasta entretenido.

Frente al tema de hacer un test a los congresistas, ya hubo dos de ellos que confesaron abiertamente que fuman marihuana.

Por hacernos los modernos le vamos a hacer un daño inmenso a nuestros estudiantes. Que un adulto resuelto fume a nadie debiera importarle, pero que lo haga un estudiante, especialmente un escolar en riesgo social, es imperdonable, porque le haremos un daño irreversible.

La Comisión de Seguridad Pública del Senado acaba de aprobar diversas indicaciones a un proyecto que busca mejorar la persecución al narcotráfico (que lo tenemos metido en todas partes) y al crimen organizado, proponiendo también el destino de los bienes incautados a los narcos y algunas propuestas para fortalecer la rehabilitación.

En ese contexto, el Senado propone una extraña regulación del uso personal de la marihuana para el consumo de quien la cultive. La nueva norma legal propone que la cantidad máxima anual por usuario para uso personal de un adulto, es de diez plantas. Hasta cinco plantas en exterior en tierra y cinco plantas de interior en macetas.

¿Quién dice que, si en la casa hay diez plantas de marihuana, solo los mayores podrán tener acceso a su consumo? Diez plantas puede ser mucha producción y podría acercarlos a la tentación de vender y nos pasamos de consumo personal a tráfico.

En plena discusión sobre el Apruebo o el Rechazo, este tipo de normas generan confusión entre los ciudadanos, especialmente entre las familias que sufren la crisis de hijos menores que se han vuelto dependientes de la droga.

Las opiniones siempre son encontradas. La actriz Ana María Gazmuri, ha dicho que “nadie se ha muerto por consumir marihuana”. En tanto, el ex director del Servicio Nacional de Drogas y Alcohol, (Senda) Mariano Montenegro, fue categórico: “La marihuana es dañina para la salud de todos los chilenos”.

En trámites anteriores en el Congreso habían rebajado el porte de la droga de 10 gramos a dos gramos y el autocultivo también lo habían bajado de seis a dos matas.

Pero sin lugar a dudas, la oposición más fuerte y rotunda a las iniciativas del autocultivo han sido los documentos que han hecho públicos la Asociación de Facultades de Medicina, la Sociedad Chilena de Pediatría, la Sociedad de Neurología, Psiquiatría y Neurocirugía, la Sociedad de Psiquiatría y Neurología de Infancia y Adolescencia, la Sociedad de Anestesiología de Chile, sumado al apoyo de Sociedad Chilena de Psicólogos Clínicos. Todos esos profesionales han repetido que los actuales conocimientos científicos prueban consistentemente que la marihuana causa daño en las funciones cerebrales de los jóvenes, especialmente en aquellas relacionadas con el aprendizaje, provocando la deserción y el fracaso escolar, lo que aumenta en los niños que viven en pobreza.

Resulta muy preocupante que los políticos se atrevan a presentar proyectos que atentan contra la salud, a pesar de la evidencia científica concluyente sobre el efecto devastador del consumo de marihuana en el aprendizaje, la motivación y el futuro de los jóvenes.

 

 

Imagen freepik

Comentarios