“A los chilenos nos falta mucha actitud preventiva en temas de salud”

Publicado el at 21/10/2020
2153 0

En el cuarto capítulo del programa “Vocación y Futuro: ¿Qué estudiar para ser feliz y aportar a la sociedad?” de UVM y El Observador, Nataly Aguirre Ramírez cuenta detalles sobre la carrera de Enfermería y cómo la pandemia ha ayudado a los profesionales de la saluda a validarse ante la comunidad

La pandemia por Coronavirus (Covid-19) ha puesto a los funcionarios de la salud en primer plano, ganando gran valoración de la comunidad. Y no sólo la figura del médico, sino de todos quienes participan en la atención y recuperación de un paciente.

Esto ha motivado a muchos jóvenes a elegir alguna carrera relacionada con el área de la salud, pues sienten que, además de la compensación económica de cualquier trabajo, al ejercera se hacen inmensos aportes para la comunidad.

Así lo siente Nataly Aguirre Ramírez, enfermera y docente del Equipo de Coordinación y Docencia de la Escuela de Salud de la Universidad Viña del Mar, donde también se formó como profesional, quien compartió su experiencia y lo que significa estudiar dicha carrera, en el cuarto capítulo del ciclo “Vocación y Futuro: cómo elegir qué estudiar para ser feliz y aportara la sociedad”, que cada martes (18 horas) se transmite por las plataformas virtuales de El Observador, en una alianza con Universidad Viña del Mar.

– ¿Qué te motivó a ingresar a una carrera de salud?

Fue por un tema familiar, que siempre ha estado ligada al área de la salud. Y también el hecho de darme cuenta de que ser enfermera va más allá de lo que ve la gente regularmente. El hecho de ayudar a otros fue mi principal motivación. Principalmente, hay un enfoque holístico en todas las aristas del ser humano, más allá de apoyos médicos, sino también en contención

 

– ¿Qué se enseña en esta carrera y cuáles son las habilidades con que debería contar el estudiante?

Primero, en Enfermería tenemos muchas áreas donde abarcar y desarrollarse profesionalmente: estética, atención primaria, área intrahospitalaria, atención de urgencia etcétera. No estamos centradas en una sola función. También se puede ejercer la docencia y la investigación. En Enfermería de UVM por ejemplo hay practicas desde primer año, guiadas por docentes; también tenemos Laboratorio de Técnicas Básicas. Las prácticas reales comienzan ya en tercer año, en clínicas y centros asistenciales en convenio con la Universidad. En cuanto a las habilidades más que nada tener un real compromiso y vocación de servicio público, aprender a manejar las cargas emocionales del paciente o de sus familiares. Muchas veces los pacientes se apoyan en nosotros más que en el médico, hay más confianza y lo principal es el tema de la empatía, poniéndonos siempre en el lugar del otro y dando contención emocional, darles la mano, hablarles, escucharlos.

 

– Ante lo delicado de las carreras de Salud, ¿cómo enfrentan el miedo a equivocarse?

Es un temor que tendremos siempre en esta área, pero es importante mantenerse actualizado. La carrera no termina con los 5 años. Necesitamos seguir siempre estudiando y adquiriendo conocimientos. Es súper importante el trabajo en equipo, saber que otros nos pueden ayudar, preguntar hasta 5 veces si es necesario ante alguna duda. Es mejor preguntar, antes de cometer el error”.

 

– ¿Qué acciones se hacen luego de titularse, que puedan complementar el desarrollo académico del pregrado?

En el caso de la UVM, existen becas de Excelencia de Titulados, donde pueden postular todos. Yo me la gané y estoy ejerciendo un Magister de Migraciones, Derechos Humanos y Gestión Social. La Comunidad de Profesionales de UVM es muy activa y se puede acceder a muchos programas después de titularse: Inglés, actualización, cursos de gestión, entre muchos otros, que nos permiten adquirir más conocimientos.

 

– Has ejercido la profesión dentro de esta situación de pandemia ¿Qué ha significado esto para ti y tus colegas?

Me desempeño en consultorio, en el área atención primaria y controles de salud. Pero nos ha tocado absorber indicaciones desde Minsal y participar en la  toma de PCR , búsquedas activas de sintomáticos y asintomáticos. Ha sido harta la sobrecarga laboral y muy complejo. La verdad en un inicio sentía que estábamos súper expuestos, porque estábamos en pañales en relación a la situación. Había indicaciones cruzadas. Pero hoy está todo muy protocolizado, tenemos mayor control y más insumos de protección. Sin embargo, vivimos los dos lados de la moneda. Pacientes preocupados que siguen las indicaciones y, del otro, un paciente que ya está cansado y no quiere ni siquiera hacer cuarentena. Nuestro rol es educarlos en salud, reforzar las indicaciones, hablarles de los riesgos, que van más allá  de una multa por incumplimiento.

 

– En Chile ¿Tenemos cultura preventiva?

En la cultura chilena nos falta educación preventiva. Tenemos familias con un caso positivo, por ejemplo, y la persona ha salido a pasear, a visitar amigos, etcétera. Nos llega mucho rebrote. No sólo con el Covid. Es así también en otras enfermedades, como diabetes o hipertensión, que dependen de cuánto nos cuidemos. Cuesta que la gente prevenga desde antes o asuma su condición de salud y se haga cargo“.

 

– ¿Eres feliz ejerciendo tu carrera?

Soy muy feliz. Cuando elegí la carrera tenía claro que es lo que iba a hacer el resto de mi vida. Me doy cuenta que soy feliz cuando me levanto cada mañana con ánimo de ir a trabajar, cuando el tiempo pasa volando y llevas años trabajando  sin darse cuenta y sobre todo el saber que tenemos mucho que hacer por el otro. Más allá de inyectar medicamentos, hay que solucionar temas de pacientes. Somos una parte muy importante del equipo de salud.

Estudiar Enfermería en Universidad Viña del Mar

La carrera de Enfermería pertenece a la Escuela de Ciencias de la Salud de la UVM y tiene acceso a laboratorios de salud, lo que permite a los estudiantes aplicar lo aprendido en clases mediante la simulación clínica desde el primer año.

La universidad brinda prácticas curriculares durante todos los años de estudio, gracias a convenios con centros asistenciales de la región. Cuenta con un cuerpo de docentes con vasta experiencia en el área clínica y docente. Los académicos durante toda la formación de los alumnos promueven la vinculación con el medio.

Además posee becas y diversos beneficios que permiten acceder a la educación superior y sacar el título profesional.

Si quieres ver la entrevista completa, puedes hacer clic en la pantalla:

Comentarios