Ejemplo de reinserción: internos de la cárcel de Valparaíso se recibieron como maestros mueblistas

Publicado el at 29/05/2022
1092 0

Programa busca capacitarlos y colocarlos laboralmente incluso antes que terminen sus condenas

VALPARAÍSO.– Dagoberto Chacón  estuvo cerca de un año en el Centro de Educación y Trabajo de Valparaíso. Durante este tiempo fue capacitado en diversas materias, lo que le sirvió para aprobar sin mayores inconvenientes el curso de Fabricación de Muebles en línea Plana y Madura Natural, el que se realizó en dependencias del Espacio Mandela, ubicado al interior del Complejo Penitenciario de Valparaíso

El curso, iniciado en el mes de septiembre del año pasado, llegó a su fin este miércoles con la certificación de 27 de los 30 internos capacitados. En la ceremonia de cierre, efectuada en la unidad penal porteña, los alumnos estuvieron acompañados por la seremi de Justicia y DD.HH. Paula Gutiérrez Huenchuleo, la seremi del Trabajo y Previsión Social, Susana Calderón Romero, el diputado Tomás De Rementería, el director regional de Gendarmería, coronel José Luis Meza, el director regional de Sence, Alejandro Villaroel, el capellán nacional católico de Gendarmería, Luis Roblero, entre otros.

El proyecto +R apunta a lograr la reinserción de los privados de libertad capacitados y la colocación laboral de los mismos, incluso antes de que terminen de cumplir sus condenas.

El coronel Meza justamente destacó la importancia de lograr que los internos puedan acceder a un puesto de trabajo.

“Estos internos han podido adquirir conocimientos para poder desarrollarse en la vida laboral con estos oficios. La verdad es que el único camino para la reinserción es la educación y la capacitación. Sin duda, es una gran ayuda a la reinserción de las personas privadas de libertad, así que felicitarlos  a ellos, que han dado el paso de poder lograr un cambio en lo que es su reinserción”.

Por su parte la seremi Paula Gutiérrez afirmó que el trabajo de las instituciones no acaba con el término de un taller, pues hay que continuar apoyando para alcanzar la inserción.

“La idea nuestra es que podamos ir entregando diversas herramientas, no solo laborales, sino que también habilidades blandas que permitan que las y los internos puedan tener un desarrollo en la vida libre, tanto de modo dependiente como independiente. Hay que abrir la mirada de lo que pueden hacer ellas y ellos y, por supuesto, que aquí hay un desafío de que podamos ir encausando cuáles son sus intereses”.

Este paso dado por los alumnos apunta a la reinserción social, así lo expresó la seremi Susana Calderón.

“Estamos acá como una muestra de compromiso con ellos, con la población penitenciaria, con el enfoque de derecho que queremos darle a la reinserción social y que, como consecuencia, tenga un impacto en lo laboral. Rescatemos hoy día que estamos hablando con personas, apostando por personas, que en el futuro van a ser buenos trabajadores”

Las palabras de las autoridades fueron compartidas por Dagoberto Chacón, quien apoyó a otros alumnos con menos experiencia en el oficio.

“En mi caso tenía el conocimiento, lo cual he podido compartir con muchos compañeros, de los cuales  muchos empezaron de cero. Incluso yo mismo veo el avance de compañeros que no sabían ni lo que era una huincha. Veo el avance que han tenido y es totalmente grato darse cuenta de eso”. 

El curso, ejecutado por la fundación Invictus,  contempló 220 horas cronológicas y se dividió en la enseñanza del oficio en sí y otra enfocada en las habilidades transversales. Al término de la instancia los internos aprendieron desde medidas de seguridad, reconocimiento de distintos tipos de madera, ensamble, enchapes, hasta autoregulación de emociones, manejo de la frustración, empatía, etc.

Durante el presente año el Programa +R contempla la realización de siete cursos, a desarrollarse en unidades de: Valparaíso, San Antonio, Quillota, Limache y Los Andes.

Comentarios