Limachina fue productora en los efectos especiales de “El Conde”, nominada al Óscar

Publicado el at 07/02/2024
313 0

Carola Manzo coordinó y planificó todo el trabajo del equipo de Panolab, estudio que hizo los efectos especiales de las icónicas escenas de vuelo en “El Conde”.

LIMACHE.- “El Conde” dio la sorpresa a nivel nacional e internacional cuando quedó en la lista de nominadas finales a la ceremonia de los Premios Óscar 2024 en Estados Unidos.

La película dirigida por Pablo Larraín postula a recibir la estatuilla a Mejor cinematografía, un reconocimiento que podría caer en manos de Edward Lachman, director de fotografía de la película.

Casi todos los que han visto el largometraje coinciden que su apartado visual es uno de sus principales logros. Además del inteligente uso de la iluminación y de los diferentes lentes para transmitir sensaciones, muchas escenas son llamativas por sus efectos especiales.

Pero pocos saben que una limachina fue la productora de uno de los estudios que hizo los efectos especiales en “El Conde”. Ella es Carola Manzo Barriga y tiene 38 años.

¿Cómo llegó a ser parte del equipo detrás de “El Conde”?

Carola Manzo creció en el sector de San Francisco de Limache. “Yo estudié Derecho dos años y medio, y de ahí decidí cambiarme a algo más ligado al ámbito artístico, que siempre me ha gustado, y ha sido parte importante de mi vida, me decidí por estudiar Cine y Comunicación Audiovisual. Estudié en la Universidad Viña del Mar y me titulé el 2012, me especialicé en el área de dirección y producción”, cuenta a Observador.cl.

Vivió varios años en la Región Metropolitana, y de adulta y con su familia formada, decidió volver a sus raíces y vivir otra vez en Limache, para disfrutar del campo y la vida natural. Como dato adicional, ella es hija del secretario municipal de Quillota, Dionisio Manzo.

Carola Manzo Barriga

Carola explica cómo se involucró en la película nominada a los Premios Óscar.

“Fue a través de que invitaron al dueño de Panolab, el estudio donde estaba trabajando en ese momento, a ser el supervisor de VFX de la película, y a raíz de eso, nosotros tomamos una parte importante de los efectos necesarios para el film, fuimos varios los que participamos de ese proceso. A raíz de esa invitación me vi envuelta en esta maravilla de producción y a lo largo del proceso, pude desarrollar la coordinación de los VFX hechos por Panolab”, explica Carola Manzo.

Ella fue coordinadora de post producción de parte de Panolab.

Su equipo hizo los efectos especiales de las escenas en que los personajes volaban

La productora relata cómo fue el trabajo con Pablo Larraín, el director de la cinta.

“Fue un tremendo desafío porque, si bien el director lo tiene muy claro, él es muy certero en todas sus indicaciones, en lo que buscan, en ese sentido, con mucha guía, había una gran responsabilidad de nuestro equipo a la hora de realizar nuestras propuestas finales. Buscando en el fondo que sea lo que el director esperaba de sus tomas, que le ayudaran a contar de mejor manera su historia, y afortunadamente eso fue un proceso bastante orgánico de mucha comunicación con Pablo”, recuerda Carola Manzo.

Son varios los estudios de efectos especiales los que prestaron sus servicios para la nominada a los Premios Óscar.

Cabe recordar que “El Conde” cuenta una historia donde el dictador chileno Augusto Pinochet no está muerto, sino que es un vampiro anciano. Después de vivir 250 años en el mundo, ha decidido morir de una vez por todas.

El estudio en que estaba Carola Manzo hizo los efectos especiales en algunas de las escenas más icónicas del largometraje.

Nosotros teníamos encargados todos los planos de vuelo de la película. Algunas tomas de algunas muertes que hubo en la película también las hicimos nosotros”, dice.

Limachina fue productora en los efectos especiales de "El Conde", nominada al Óscar

“Llegamos a buen puerto, pero eran escenas en las que efectivamente había bastante complejidad, o sea, que los vuelos parezcan naturales, la composición de esos mismos, que funcionaran entre los planos que habían grabado de fondo, en lo que se hizo de los actores mismos para después verlos volando en esas tomas”, señala.

“Siempre fue ameno y entretenido el proyecto”

Por fortuna, el estudio de efectos especiales pudo ser parte del proyecto desde el comienzo.

“Panolab participó de las conversaciones sobre esta película desde el guión, entonces habían ya muchas conversaciones avanzadas respecto de cómo se tenía que ver la película, y efectivamente en la etapa de preproducción del largometraje se hacen storyboards, se planifica que es lo que se va a necesitar para lograr cada efecto, luego cuando uno ya tiene el montaje, va afinando y haciendo distintas pruebas con los materiales que uno tenga disponible”, explica Carola Manzo.

Pablo Larraín director de El Conde
“El Conde” es la segunda película dirigida por Pablo Larraín que llega a las nominaciones finales de los Premios Óscar. Su otro filme que lo logró fue “No”, nominada a Mejor película internacional. La foto es de Andreas Rentz/Getty Images.

Su responsabilidad, como productora, era hacer la planificación del proyecto completo en las escenas que les asignaron, de todas las tomas que había que trabajar, de todos los procesos que incluye cada etapa y armar el puzzle con el calendario para poder cumplir con la fecha de entrega final.

“Hay distintos procesos dentro de los efectos visuales, entonces requirió de mucho trabajo, mucha planificación, pero la verdad es que siempre fue ameno y entretenido el proyecto que elegimos con gusto, más ahora viendo los frutos del trabajo“, señala Carola Manzo.

El Conde 2023

Ella mantuvo comunicación directa con Fábula, productora del largometraje, y gestionó las tareas para cumplir con los plazos. Además, asignó las responsabilidades, supervisó quién hacía qué labor y chequeaba que el efecto funcionara bien. El resultado finalmente pasó por la aprobación del supervisor de efectos especiales, Juan Cristóbal Hurtado, y por Pablo Larraín, director de “El Conde”.

“Juan Cristóbal Hurtado se preocupa que todo siga la misma estética, él ve la parte creativa y técnica, él es muy conocido, tiene mucha experiencia, es sequisimo la verdad”, dice Carola Manzo. Él se encarga de ver que lo entregado por los diferentes estudios de efectos especiales sea similar.

VER TAMBIÉN: Quillotano va por un segundo “Óscar” por su trabajo en la película “El Conde”

Diferentes técnicas para lograr los efectos especiales en “El Conde”

Si toma en cuenta la preproducción, el equipo del estudio recibió el primer guión en los meses iniciales de 2022.

Nosotros trabajamos desde febrero del 2023 hasta junio me parece, con el montaje cerrado propiamente tal. A nosotros el director nos invitó a ver el montaje final cuando ya lo terminó, nos reunió a todos los departamentos involucrados en la posproducción para que viéramos la totalidad de la película y que es lo que él buscaba, pero nosotros no teníamos el montaje completo que se estrenó, en el fondo, eso lo manejan en otra área del proceso de posproducción. Nosotros sólo teníamos el montaje de las secuencias que nos tocaba trabajar”, cuenta.

La implementación de los efectos especiales fue con diferentes técnicas. Hay algunas casos en que los vuelos son con actores grabados, otros en los que los vuelos son con personajes 3D, que por las características del vuelo no había cómo grabarlas en un fondo verde o azul, hubo una mezcla de técnicas y mucho estudio de referencias, para definir estilos y parámetros necesarios”, dice.

El Conde

“Es muy emocionante estar involucrada en una película nominada al Óscar”

Actualmente Carola Manzo ya no trabaja en Panolab y está en un estudio de animación 3D, Baros.

“Es muy emocionante estar involucrada en una película nominada al Óscar, aunque no sea relacionado directamente al departamento en el que nosotros participamos, de todas maneras es muy gratificante estar dentro del equipo que hizo posible esta película, yo creo que muchos ni teníamos pensado participar de algo de esta escala, vamos a ver que pasa ese día, pero de todas maneras estamos felices por todo el paso de la película por festivales y premios”, dice.

Carola Manzo junto al equipo de Panolab en el estreno de El Conde
Carola Manzo junto al equipo de Panolab en el estreno de El Conde. Es una de las pocas fotografías que tienen como estudio en el contexto de su trabajo para “El Conde”.

Observador.cl le consultó a la productora si le gustaría escribir un guión o dirigir una película, ya que dentro de su experiencia, está el haber hecho el cortometraje documental “Chile en 8mm”.

Yo hice una investigación para mi proyecto de título sobre todo el movimiento cineclubista de Viña a fines de los 70, que son mucho más que cineclub, o sea terminaron siendo películas emblemáticas de nuestro cine, de Aldo Francia, “Ya no basta con rezar”,Valparaíso mi amor”, algunos de Raúl Ruiz, muchas fueron hechas en esa época por el mismo grupo de entusiastas de cine, que no eran académicamente formados”, recuerda.

“Volver a dirigir es algo que siempre está ahí, de todas maneras la producción y la coordinación es algo que a mí me encanta, que lo disfruto mucho, me permite tener contacto con todos los departamentos que se involucran en una película, también tiene que ver porque ahí se fue perfilando mi carrera una vez que egresé y la verdad es que me encanta lo que hago”, dice.

Carola Manzo en los créditos de El Conde
El nombre de Carola Manzo en los créditos de “El Conde”.
Comentarios