Víctima de femicidio fue sepultada en Colombia mientras su asesino se recupera en el hospital

Publicado el at 03/07/2018
1530 0

Se espera que el Ministerio Público pueda formalizar a Carlos Peña Lazo, de 54 años, en las próximas semanas

CALLE LARGA.- A las 11 de la mañana del jueves 21 de junio, la ciudadana colombiana Gertrudis Martínez Frías, de 51 años, fue sepultada en su ciudad natal de Cartagena de Indias tras morir horrendamente a manos de su ex pareja, el chileno Carlos Alexis Peña Lazo, de 54 años.

Y mientras en esa ciudad colombiana la comunidad lamentaba el deceso de la mujer que había viajado a Chile a buscar una mejor vida, a casi 7 mil kilómetros de distancia, su agresor se recupera mientras permanece en observación en el Hospital San Juan de Dios de Los Andes.

Con mariachis y una asistencia masiva, la comunidad despidió a Gertrudis, mientras en silencio y soledad, Carlos, el hombre que alguna vez dijo amarla y protegerla, permanece a la espera de ser formalizado por el delito en el que, aunque todavía no se le imputa legalmente, es el único protagonista y autor material, ocurrido la fatídica mañana del martes 12 de junio.

LOS HECHOS

Como lo contó “El Observador”, ambos se conocían hace poco más de diez meses tras iniciar una relación por redes sociales, la que se concretó cuando Gertrudis llegó a Chile, pero solo a ser víctima de padecimientos. Las constantes peleas y las agresiones terminaron por colmar la paciencia de la ciudadana colombiana, quien denunció su situación ante la Fiscalía y  abandonó al violento sujeto para irse a vivir otro lado.

Pero el agresor jamás dejó de acosarla y amenazarla. Fue así como aquel 12 de junio, incluso tras detallar por Facebook que la mataría, Carlos Peña llegó hasta el frontis del Cesfam de Calle Larga porque su ex pareja debía asistir a un control médico. Allí, en el frontis del consultorio, la apuñaló y aunque Gertrudis alcanzó a pedir ayuda en el mesón del Cesfam, murió horas después.

En tanto, el individuo se cortó el cuello con el mismo cuchillo para terminar con todo, pero no contaba con que en el Hospital de Los Andes le salvarían la vida.

MEJORÍAS EN SU SALUD

Desde entonces permanece en una cama de hospital, conectado a suero y con guardia permanente, ya que el Ministerio Público espera por su recuperación para formalizarlo por el brutal homicidio que cometió.

De hecho, ya está fuera de riesgo vital y se recupera satisfactoriamente respondiendo a los tratamientos médicos entregados por los médicos.

Es por esto que se cree que posiblemente en el transcurso de las próximas semanas, pueda ser formalizado en la misma sala de hospital por parte de la Fiscalía de Los Andes.

Comentarios