Mamá de Franco Torgnascioli: el “empujón” clave del nuevo portero de San Luis de Quillota

Publicado el at 03/07/2022
298 0
Franco Torgnascioli nuevo arquero de San Luis de Quillota, cuando vestía los colores de Everton.

El jugador uruguayo Franco Torgnascioli llegó desde Everton para el nuevo portero de San Luis de Quillota y acá te contamos parte de su historia

QUILLOTA: Pese a que con la llegada del urguayo Franco Torgnascioli como nuevo portero de San Luis de Quillota se completaron las tres 3 incorporaciones San Luis tendrá un cuarto cupo luego de que el delantero Matías Rigoletto dejara el plantel para incorporarse a un club de la primera división en Uruguay. También partió el argentino Javier Bayk y el delantero nacional Gabriel Harding, quien emigró a Deportes Valdivia.

 Franco Torgnascioli
Arquero argentino Franco Torgnascioli recién incorporado a San Luis de Quillota

Por ello sigue en la búsqueda de un volante para completar lo exigido para la segunda rueda por el director técnico Francisco Bozán. Por ahora los canarios siguen entrenando a la espera de su vuelta a la competencia programada para este lunes a partir de las 18 horas frente a Cobreloa, por la primera fecha de la segunda rueda del Campeonato de Primera B, y donde es muy probable que en la formación titular aparezca el delantero argentino y una de las últimas incorporaciones Milton Caraglio y Franco  Torgnascioli en el pórtico.

Salto, moto y mamá: las claves del origen del nuevo portero de San Luis de Quillota

La historia de Franco Torgnascioli es bien especial: comenzó jugando el baby fútbol en el Club Saladero, de Salto. Siempre fue arquero. Cuando tenía 10 años pasó al Peñarol de la misma ciudad, donde jugaba en divisiones más altas que las de su edad.

Jugó por la Selección de Salto sub-15 y sub-18, que llegó a varias finales. En esas etapas, Torgnascioli no pudo estar porque Danubio Fútbol Club fue a buscarlo, lo fichó y debutó en Quinta División.

A los 16 años, debió irse a Montevideo, donde se incorporó en las juveniles de Danubio, pero el cambio fue muy drástico: de andar en su moto o caminando entre la casa y su club de Salto, pasó a la vorágine de la capital, viviendo lejos de la familia, en la casa que el club tiene para sus jugadores menores.

Ahí fue cuando quiso dejar el fútbol. Él mismo cuenta que su madre lo animó a seguir. Y fue una buena decisión, pues ha hecho carrera en Boston River, de la Segunda División de Uruguay; el histórico Danubio; Mineros de Zacatecas, en México; y Lorca FC, de la Segunda A de España. Antes de llegar a San Luis, defendió los colores de Everton de Viña del Mar.

Una curiosidad es que fue premiado como “Mejor Arquero” e integrante de la oncena ideal del torneo uruguayo en el torneo 2014-2015, por Diario El Observador de Montevideo. Ahora, estará en una ciudad donde nuevamente, El Observador, pero de Quillota, podría destacarlo en sus páginas principales.

 

Comentarios