El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC): ¿Qué es y cómo se trata?

Publicado el at 02/07/2022
348 0

Este trastorno relacionado con la ansiedad, así también con el control, tiene temáticas recurrentes como la culpa, enfermedad y ruina. Pese a que el TOC es una patología común, ha sido altamente estigmatizada en la sociedad. Por esto, el psicólogo viñamarino Nicolás Pulgar Espinoza nos enseña a  comprenderla mejor

Tocar madera tres veces para evitar una desgracia o rehuir de un pensamiento intrusivo, lavarse las manos siempre después de tocar la mesa a fin de precaver una infección, a simple vista parecen ser medidas ilógicas, pero para quienes sufren de Trastorno obsesivo compulsivo (TOC), es algo más que necesario para batallar día a día.

La psicóloga Carmen Luz Letelier de la Universidad Gabriela Mistral, expuso para el Centro Médico Cetep, que “el paciente reconoce sus obsesiones como algo irracional, pero no puede dejar de padecer estos pensamientos”.

Las ideas obsesivas se vuelven un trastorno cuando provocan sufrimiento en la persona
¿Cuándo esto se convierte en un trastorno para acudir a un especialista? Al momento en que estas ideas y comportamientos terminan siendo insoportables provocando sufrimiento/Créditos Higinia Garay

En Chile, aproximadamente un 3% de la población sufre algún grado de TOC, lo que se traduce a 500.000 personas según un artículo del mismo centro. Aunque, cabe señalar que esta cifra podría ser mayor, dado a que muchas personas prefieren esconder su padecimiento debido al estigma social.

¿Qué es el TOC? Saberlo nos ayudará a comprenderlo mejor

Para entender qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es buena idea empezar por sus siglas. Así lo señala Nicolás Pulgar Espinoza, psicólogo clínico con magíster en psicodiagnóstico, quien explica a Observador.cl que:

  • Lo obsesivo hay que entenderlo como una idea obsesiva que puede ser impuesta a propósito de algunas reglas o pensamientos que son –en cierto sentido- irracionales.
  • Lo compulsivo está relacionado con actos impulsivos, a veces indeseables, absurdos, ilógicos o abominables. Entonces, ciertas ideas irracionales nos podrían llevar a realizar actos que pueden ser de mismo carácter

Síntomas del TOC, la importancia de los rituales y el pensamiento mágico

Los síntomas más comunes del TOC están relacionados con ideas compulsivas que llevan a realizar actos indeseables, luchas contra pensamientos que irrumpen y las tendencias ceremoniales.

La persona que sufre de TOC es muy ritualista, y es algo que podemos pensar desde la rumiación mental, la duda, los escrúpulos. La persona suele vivir mucho en su mundo interior, y por eso la terapia le asienta tan bien, porque es un espacio donde pueden descargar esta rumiación”, añade el profesional viñamarino.

En este trastorno, la persona se halla presa de la duda; y por eso, en relación a los rituales que realizan, hay que pensarlo como algo que cuida, que es protector y que brinda alivio.

Otro factor de peso que caracteriza al TOC, es la presencia del pensamiento mágico, muy común en la niñez.

En la infancia se suele tener un pensamiento mágico, y hay típicos juegos que son interesantes y a veces algunos adultos los ocupan, como la idea de ir caminando por la calle y no pisar las líneas, en el que yo como niño podría imponer un juego de que si piso la línea algo le pasará a un ser querido”, relata.

A nivel social, es común tocar madera para cuidar la enfermedad de alguien cercano, algo muy particular del pensamiento mágico ligado a la superstición. Pareciera que esos tres golpes resonantes son capaces de calmar la ansiedad o la angustia.

Por eso el pensamiento mágico puede estar a la base del Toc”, dice Nicolás Pulgar.

En cuanto a las obsesiones, más comunes, el contenido varía según la persona. No obstante, se puede encontrar algunas más frecuentes, como:

  • La higiene, limpieza
  • La simetría
  • Compulsión a repetir
  • Verificación
  • Ordenar objetos o pensamientos
  • Pensamientos tabú, relacionados a la sexualidad, religión, agresividad
  • Miedo al daño ajeno y/o propio
Las obsesiones más comunes son la verificación, miedo, pensamientos tabúes intrusivos, simetría, limpieza, etc
Las obsesiones más comunes tributan al miedo, la verificación, simetría, pensamientos tabúes, orden, simetría y la limpieza por contaminación/Créditos en imagen

“Si reviso una vez la ventana al irme, o me devuelvo para ver si dejé el grifo abierto o el gas dado que es algo entendible, está bien. Pero si  lo hago cinco, seis veces, voy en la esquina y me devuelvo eso empieza a transformarse en un sufrimiento, que cada vez ocupa más tiempo subjetivo; empiezo a llegar tarde a los lugares y termina siendo un sufrimiento psíquico mayor” / Nicolás Pulgar, psicólogo.

El origen y las terapias para el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

“Existen factores socioambientales que se podrían tomar como influyentes a esta forma de pensamiento, a este trastorno en particular, tales como ciertos estilos educativos que fomentan la híper  responsabilidad, perfeccionismo, o modelos rígidos como el ejército podrían provocar Toc, también una formación estricta en lo moral”, explica Pulgar.

A su vez, está el factor genético que es donde la psiquiatría ocupar lugar debido a que hay factores neurofisiológicos relacionados con zonas corticales del cerebro. Hay terapias que han servido más que otras, “la conductual se enfoca mucho en trabajar ciertas con conductas, de la mano un tratamiento psiquiátrico podría tener relación con los inhibidores de la captación de serotonina. A veces se hace un trabajo en conjunto con conductual y farmacológico”.

¿Cuándo esto se convierte en un trastorno para acudir a un especialista? Al momento que estas ideas y comportamientos terminan siendo insoportables al punto de interferir en los quehaceres diarios, tanto para la persona como para quienes viven con ella.

Las personas con TOC viven con un sufrimiento psíquico”, explica el profesional.

“Si reviso una vez la ventana al irme, o me devuelvo para ver si dejé el grifo abierto o el gas dado que es algo entendible, está bien. Pero si  lo hago cinco, seis veces, voy en la esquina y me devuelvo eso empieza a transformarse en un sufrimiento, que cada vez ocupa más tiempo subjetivo; empiezo a llegar tarde a los lugares y termina siendo un sufrimiento psíquico mayor”, reflexiona.

Desde el psicoanálisis, que es la mirada desde la cual trabaja Nicolás, con el Toc es importante dilucidar los conflictos inconscientes que estarían detrás de estas ideas obsesivas, las que pueden entenderse a través de un mecanismo de desplazamiento.

En esta lógica, el Toc vendría a ser la superficie del conflicto, ya que “la base, su fuente y fuerza es por lo general más regresiva, lo que apunta a un desplazamiento. El Toc puede ser una forma defensiva que nace a propósito de un evento en la vida de las personas y que viene a ocupar un lugar de cuidado”.

Ahora bien, hay que tener en cuenta que este trastorno podría estar acompañado de la ansiedad y derivar a otras afecciones patológicas como la depresión.

¿El Trastorno Obsesivo Compulsivo es para siempre?

Al ser consultado sobre si el TOC es para siempre, el psicólogo explica que, “se puede responder desde distintos enfoques, no hay una verdad absoluta”.

“Creo más bien que tiene que ver con una estructura que habla de una neurosis obsesiva, una forma de ser arraigada; y que se tiene que aprender a aceptar con el tiempo, dejar de luchar tanto con uno mismo. La terapia justamente ayuda a aceptarlo y entenderlo”, detalla.

La discriminación como estigma social

Lo podemos escuchar como un insulto, o para encasillar negativamente a quienes son ordenados y meticulosos sin padecer necesariamente el trastorno. Y aunque así fuera, mencionar el Trastorno Obsesivo Compulsivo para explicar las actitudes de alguien no debiese ocuparse para socavar a la persona.

El término estigma social lo entendemos como una suerte de discriminación. El TOC es uno de los trastornos más famosos, y también uno de los más caricaturizados por nuestra sociedad, desde conversaciones informales y productos culturales”, detalla el especialista.

Además, advierte la importancia del acompañamiento familiar, ya que comprender a alguien con TOC puede llegar a ser difícil, pero sin dudas es algo elemental para el bien común del circulo.

Comentarios