Bajan delitos en Quillota, pero aumenta violencia contra las mujeres

Publicado el at 26/05/2022
2948 0

En este reportaje exclusivo de Observador.cl. analizamos los datos comparativos entre el año 2020 y 2021, basados en informaciones de la Subsecretaría de Prevención del Delito, las policías y la Dirección de Seguridad Pública de la Municipalidad. Los delitos en general han bajado harto, los robos en viviendas también, pero los casos de VIF aumentan de forma preocupante.

Cuando una persona es víctima de un delito, aunque la estadística muestre que el mismo delito ha bajado considerablemente, seguirá sintiéndose insegura. Así también pasará con quienes se enteren de su caso. Lo más probable es que sientan que en cualquier momento podrían ser objeto de un hecho similar, en una hora, lugar y momento parecidos. Esa sensación de inseguridad es algo muy difícil de manejar. Y en Quillota esa percepción es notoria. Reemplazarla por plena calma es una labor muy compleja. Casi imposible.

Por eso, cada vez que se analizan indicadores numéricos de delitos, la comunidad los mira con escepticismo. Y, quizás, no será diferente ahora, cuando -según varias fuentes- el número de delitos registrados el 2021 en la capital provincial fueron más bajos que los del 2020. Así se desprende de las estadísticas de la Subsecretaría de Prevención del Delito, las policías y la Municipalidad.

Observador.cl solicitó un informe comparado a la Dirección de Seguridad Pública y Familia de la Municipalidad de Quillota. Ahí, su directora subrogante, la psicóloga Constanza Pérez Reyes, elaboró tablas con los datos estadísticos entregados por dos fuentes ligadas a la seguridad a nivel nacional y local: la Plataforma STOP de Carabineros y el Centro de Estudio y Análisis del Delito (CEAD) de la Subsecretaría de Prevención del Delito.

LOS NÚMEROS DESDE DIVERSAS FUENTES

La información muestra que, en ambos registros, los delitos presentan una baja, al comparar el 2020 con el 2021. La Plataforma de acceso público de Carabineros de Chile, llamada STOP (Sistema Táctico de Operación Policial), sintetiza los delitos ocurridos el último año en comparación a los ocurridos el año anterior.

Este informe considera los Delitos de Mayor Connotación Social (DMCS), es decir, aquellos que generan mayor nivel de inseguridad en las comunidades: Homicidios, Violaciones, Lesiones y Robos. El STOP muestra 1.573 delitos en el año 2020; mientras que en el 2021 aparecen 1.269, representando una reducción del 19% (304 delitos).

Fuente: Tabla elaborada por Oficina Comunal de Seguridad Pública de Quillota, con datos de plataforma STOP.

Paralelamente, la Subsecretaria de Prevención del Delito elabora estadísticas a través de su Centro de Estudio y Análisis del Delito (CEAD), pero concentrando datos de Carabineros, la Policía de Investigaciones (PDI) y otras reparticiones públicas.

También se incluyen otras fuentes fiscalizadoras, como Municipalidad y Salud. Por ello, las cifras estadísticas son mayores a las entregadas por Carabineros. Además, la Subsecretaría genera una división por categorías delictuales, las cuales son: Delitos de Mayor Connotación Social contra las Personas; Delitos de Mayor Connotación Social contra la Propiedad; Violencia Intrafamiliar; Abuso Sexual y delitos sexuales; Infracción contra la Ley de Drogas; Infracción contra la Ley de Armas; Incivilidades; y Otros delitos”, explica Constanza Pérez.

Si se ingresa a esta plataforma, se pueden ver los datos de los cuatro trimestres del año 2020. Pero del 2021 están sólo hasta el tercer trimestre. Pese a ello, es posible ver una tendencia a la baja, al comparar los delitos totales de 2020 con los ocurridos hasta septiembre de 2021.

Tabla elaborada por Oficina de Seguridad Pública de la Municipalidad de Quillota, con datos del Centro de Análisis de la Subsecretaría de Prevención del Delito.

La directora de Seguridad Pública y Familia explica que, en el caso de esta tabla, en 2020 hubo un abultamiento importante de las cifras del ítem “Otros Delitos”, debido a la pandemia, los que presentan una enorme disminución, a medida que se fueron levantando las restricciones.

En esta tabla podemos notar una gran concentración de delitos en esta categoría y esto se explica a la incorporación de los delitos contra la Salud Pública, los cuales sufrieron un gran aumento durante el periodo de cuarentena y han visto una disminución en la medida que las cuarentenas y fiscalización ha disminuido“, detalla.

COMPARANDO “PERAS CON PERAS”

Como no están los registro completos del 2021, Observador.cl decidió comparar el número de delitos hasta septiembre de 2020 y 2021, extrayendo los datos de “Casos Policiales” (Carabineros, PDI y otros) del portal CEAD de la Subsecretaría de Prevención del Delito, donde lo primero que se aprecia es una disminución sustantiva en el total comunal: de 3259 casos a septiembre de 2020, se bajó a 2688, es decir, 571 casos menos en 12 meses.

En el comparativo, los delitos que presentan más reducciones son las “Incivilidades”, pasando de 1.602 a 1.281. Aún así, se ve un aumento en el delito de Amenazas, que varió de 430 a 444 entre Septiembre de 2020 y Septiembre de 2021.

Los Delitos de Mayor Connotación Social (DMCS) también muestran un descenso importante. En el mismo periodo pasan de de 1.182 a 921. Los hurtos (-129) y los robos en lugares no habitados (-48) son los que presentan las mayores disminuciones. Los “lanzazos” y asaltos (robos violencia o con intimidación) también muestran una baja (-39), así como como los robos en lugares habitados (-33).

Pero no todas son buenas noticias. Hay algunos delitos que muestran un aumento: el robo de objetos o desde automóviles, con 31 casos más (de 52 casos a 83); y el robo de vehículos motorizados, donde hay un leve aumento de 6 casos entre un año y otro (de 32 a 38). El indicador más negativo es el de violencia intrafamiliar (VIF).

ALTO NÚMERO DE VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Pese a la evidente baja de los delitos en Quillota, los casos de VIF tienen una curva muy diferente. Los números no son buenos en ninguna de las formas en que se le analice. El año 2020 terminó con 460 casos totales. En septiembre de 2021, ya iban 380, es decir, más de un caso al día. Si se compara esta cifra con la de septiembre de 2020, el alza es evidente, pues se pasa de 337 a 380.

Tristemente, lo que más influye en el alza de las VIF es la violencia contra las mujeres, que pasa de sumar 263 casos hasta septiembre de 2020, a 316 a igual mes del 2021, es decir, 53 casos más. Se espera que la estadística definitiva de 2021 en este ítem pueda ser mejor. Pero es difícil, pues en el último trimestre de 2020 se presentaron 108 casos y, si se mantuvo la tendencia al alza, este mal número podría repetirse o superarse.

El indicador que también sube en las VIF es el de la violencia contra adultos mayores, pues se pasó de un caso en septiembre de 2020 a 5 en septiembre de 2021.

En ese cuadro interactivo, puedes ver las estadísticas comparadas entre septiembre de 2020 con septiembre de 2021. En la esquina superior izquierda del gráfico, puedes seleccionar el tipo de delito que quieras revisar.


https:http://www.observador.cl/tabla-comparativa-de-delitos-en-quillota-septiembre-2020-septiembre-2021/

INTERVENCIÓN EN BARRIOS Y PLANES PREVENITIVOS

La Dirección de Seguridad Pública y Familia de la Municipalidad de Quillota está compuesta por cuatro oficinas: la de Protección Derechos de la Infancia y la Adolescencia; el Senda (prevención del consumo de drogas y alcohol); la Casa de la Mujer y Equidad de Género y la de Seguridad Pública.

Según su directora (s), uno de los factores que ha incidido en la reducción de los delitos es haber intervenido psicosocialmente diferentes barrios, junto con la instalación masiva de alarmas y la coordinación con el programa “Quillota Te Cuida”.

“En el año 2021 hubo una baja en todas las categorías de delitos. Esta baja responde a un trabajo sistemático que ha realizado la Municipalidad, en prevenir conductas sociodelictuales en niños, niñas y adolescentes de entre 5 y 18 años. La Oficina de Seguridad Pública tuvo distintos programas focalizados en cuatro sectores, que se mantienen para el 2022: Altos de Serrano, Antumapu, Chile Nuevo y Agustín Avezón, con un programa de intervención psicosocial y de talleres, que permite desarrollar un trabajo preventivo y directo con los niños y niñas”, comenta Constanza Pérez.

Otro elemento que ha reducido espacios a la delincuencia y que muestra directa relación con la disminución de varios delitos, es el incremento de la instalación de alarmas. Durante el 2021, se instalaron 1.391 alarmas en territorios que también fueron focalizados: villa Las Palmas, villa El Crisol, población Yolanda Gatica, población Óscar Alfaro, Ampliación Mayaca, villa Rafael Ariztía, población Gonzalo de Los Ríos, población Los Paltos, y población General Mackenna, en el Quillota Urbano. También en sectores rurales: población San Francisco, Pueblo de Indios y Ampliación Los Almendros.

A la fecha, estamos alcanzando casi las 10 mil alarmas en total en la comuna“, detalla la directora (s).

A juicio de Constanza Pérez, el monitoreo de situaciones potenciales delitos también ha mejorado, gracias a la coordinación entre la información que maneja la Oficina de Seguridad Pública y el programa “Quillota Te Cuida”, que está a cargo de hacer rondas preventivas con vehículos municipales, complementando la labor de Carabineros.

Dados estos resultados, se están postulando varios proyectos que -según señala- “están en la gestión de recursos para este año, para instalar cámaras de televigilancia, más alarmas comunitarias y otros programas de la Subsecretaría de Prevención del Delito“.

Comentarios